Widgets Magazine
09:44 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    España: "Los únicos que podrían formar Gobierno son las izquierdas"

    Telescopio
    URL corto
    Las elecciones generales en España del 10N (64)
    0 70
    Síguenos en

    El ascenso constante de la agrupación de derecha extrema Vox y la primera incursión política de Más País —formación escindida de Podemos a la izquierda— aparecen como dos de los hechos más relevantes de las elecciones generales del domingo 10. España discute su presente y su pasado reciente más que su futuro.

    Pedro Sánchez, líder del PSOE
    © AFP 2019 / Pierre-Philippe Marcou
    Sea por la imposibilidad de formar Gobierno o porque el que resulte de las negociaciones será "tan débil" que no podrá sostenerse, la mayoría de los españoles considera que en 2020 deberán votar nuevamente. Ante tal escenario serían las terceras elecciones consecutivas para intentar formar un nuevo Ejecutivo, algo inédito en la historia del país.

    También fue histórica la razón para las elecciones de abril de 2019. Se convocaron tras la remoción en junio de 2018 de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno mediante el mecanismo de la censura parlamentaria. Esto tampoco había pasado desde el inicio de la transición democrática, el 20 de noviembre de 1975.

    Todo esto se produce en medio de una sociedad polarizada por el conflicto en Cataluña, la exhumación de Francisco Franco y los propios dilemas que recorren a Europa, donde las socialdemocracias pierden peso frente a las propuestas hacia la derecha del espectro ideológico. 

    "Hay un empate entre el bloque de izquierdas y el de derechas", indicó en diálogo con Sputnik el analista español Carlos Barros, doctor en Historia por la Universidad Santiago de Compostela. 

    Teniendo en cuenta que la fuerza más votada será nuevamente el oficialismo, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tendrá prioridad para formar Ejecutivo. 

    Barros consideró que los únicos que podrían lograr este objetivo "son las izquierdas porque están en condiciones de pactar con los nacionalistas vascos y catalanes, cosa que sería imposible para el caso de las tres derechas".

    Porcentajes y enfrentamientos

    Las últimas encuestas publicadas el domingo 3 marcan que se mantiene la paridad entre los partidos de izquierda y los de derecha, con poco más de 40% de simpatías cada bloque.

    El primer grupo lo encabeza el oficialismo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 27%, seguido por Unidas Podemos (13%) y Más País —la formación política escindida de Podemos que comparecerá por primera vez en la urnas— con casi 4%.

    Por su parte, el Partido Popular (PP) sigue siendo el principal sector de la oposición con 21%, pero el segundo ya no es Ciudadanos (9%) sino Vox, con 13%.

    Se pronostica que los resultados y las bancas obtenidas por cada bloque no serán muy diferentes a las de abril, por lo que una vez más la posibilidad de formar Gobierno asoma como un complejo desafío. 

    "Las partes están muy enfrentadas, pensando en el corto plazo siempre, en ganar las siguientes elecciones", indicó Barros. 

    Según la proyección de votos, en el bloque de derecha "Vox parece ser el que va a subir más", siguiendo una carrera ascendente desde que en diciembre de 2018 se impuso en las regionales de Andalucía. 

    "Están creciendo a costa de Ciudadanos y el PP y hay encuestas que les dan que podría sacar hasta 40 diputados, igualando a Podemos o incluso superándolo", resumió Barros.

    "Vox saca a la superficie un problema que desde la transición siempre estuvo de manera subterránea dentro de la derecha y la centroderecha, que es la influencia de lo que se llamó el franquismo sociológico" y que, según explicó el entrevistado, "viene debilitando la democracia hasta la que hoy tenemos".

    Los restos de Franco y las urnas

    Otro hecho agitó aún más la polémica sobre derechas e izquierdas. El 24 de octubre se concretó la exhumación del dictador Francisco Franco del llamado Valle de los Caídos, que fue posible gracias al acuerdo en el Parlamento entre el PSOE, Unidas Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. 

    "Fue un gesto de normalidad política", expresó a Sputnik Manuel Ortíz, doctor en Historia por la Universidad de Castilla-La Mancha, donde coordina el seminario de estudios de Franquismo y Transición, integrado por un grupo de profesionales en su mayoría de su misma Universidad.

    "La situación, 40 años largos después de la desaparición del dictador, era una anomalía en la democracia española. La presencia de Franco en ese mausoleo, propiedad del Estado con todos los honores, era una situación verdaderamente insoportable que hablaba muy mal de la salud democrática de este país", afirmó.

    Consultado sobre si podía tomarse este hecho como el "fin de la transición democrática", consideró que ese proceso "ya terminó hace mucho tiempo". 

    "Hay fuerzas políticas que todavía mantienen su alegato con una segunda transición. Pero yo creo que los procesos políticos no se repiten", añadió. 

    Si bien desde 1982 hay un Estado de derecho, sistema de partidos, elecciones periódicas y alternancia en el poder, la sociedad parece no haber acompañado ese proceso. 

    "Al día de hoy todavía la sociedad española tiene un conocimiento muy débil de lo que son los últimos 80 años de su historia. Esa paradoja hace que mucha gente tenga dificultades para entender la situación política actual por la que atravesamos", concluyó Ortíz. 
    Tema:
    Las elecciones generales en España del 10N (64)
    Etiquetas:
    negociaciones, elecciones, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik