Widgets Magazine
08:35 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Telescopio

    Pekín, entre el conflicto en Hong Kong y los 70 años de la Revolución

    Telescopio
    URL corto
    Las protestas en Hong Kong (102)
    0 10
    Síguenos en

    La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, negó la posibilidad de dimitir a casi tres meses desde el inicio de las protestas, a las que esta semana se sumó una huelga universitaria. Mientras tanto, China analiza qué hacer con la situación, a pocas semanas del 70 aniversario del triunfo de su Revolución.

    El 1° de octubre de 1949 comenzó una nueva era de la historia milenaria del país asiático. Nació la República Popular China con el triunfo de la revolución liderada por Mao Tse tung, tras la larga guerra civil iniciada en 1927.

    Desde entonces, el gigante asiático ha dado pasos sostenidos para convertirse en un actor geopolítico de primera línea y que en el corto plazo se convertirá en la primer economía mundial.

    Pero los preparativos para este 70 aniversario se han visto empañados por el conflicto en Hong Kong. El Gobierno de Xi Jinping espera que encontrar una solución antes de las celebraciones.

    Las protestas estallaron contra una iniciativa del Gobierno de Lam para llenar un vacío legal que impide la extradición de delincuentes desde Hong Kong al resto de China, incluyendo Macao y Taiwán. Los opositores, estudiantes y organizaciones sociales vieron en la iniciativa una oportunidad para que Pekín recurra a la norma y pueda extraditar adversarios políticos. Ante las protestas, el proyecto quedó en suspenso.

    "Este proyecto de ley se convierte en el catalizador de un malestar más amplio existente en algunos sectores de la sociedad hongkonesa, respecto a la relación con el Gobierno central", explicó a Sputnik Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China.

    El origen del conflicto tiene que ver con un hecho puntual "del que no se habla en absoluto", remarcó Ríos. 

    "Un hongkonés asesinó a su novia en Taiwán y cuando regresó a la isla y fue detenido, no pudo ser enjuiciado ni devuelto a Taiwán para ser procesado porque, efectivamente, no existe norma. Ahí surge la necesidad de regular estos procedimientos", explicó.

    Para el entrevistado —autor de más de 10 libros sobre el gigante asiático—, a pesar de la intensidad y persistencia de las últimas movilizaciones que comenzaron a principios de junio, este "no es un hecho extraordinario”.  

    Hong Kong era un enclave británico que fue devuelto a China en 1997, pero mantuvo su autonomía como región administrativa especial, bajo el principio de "un país, dos sistemas". Pasados cinco años, ya empezaron las movilizaciones contra el intento del Gobierno central de modificar el artículo 23 de la Ley básica de Hong Kong.

    Ríos también mencionó las marchas y protestas en 2014, que se conocieron como el 'Movimiento de los Paraguas', y que hicieron fracasar la reforma electoral que planteaba el Gobierno central para facilitar la elección por sufragio directo del jefe ejecutivo de la región administrativa especial.

    "En Hong Kong existe un amplio abanico social que quiere mantener determinado status y Pekín tiene que reconocer que esa situación es así y tiene que ser más cuidadoso a la hora de afrontar determinados tipos de reformas", opinó Ríos. 

    "Eso no significa que Hong Kong no sea China, porque lo es, y este país no va renunciar en absoluto a Hong Kong. Pero tiene que gestionar este tipo de situaciones con mano izquierda, con calma, con esa paciencia que caracteriza a los chinos y evitar que la crisis termine en una tragedia de efecto muchos más graves", manifestó el director del Observatorio de la Política China. 

    Tema:
    Las protestas en Hong Kong (102)
    Etiquetas:
    oposición, extradición, protestas, China, Hong Kong
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik