En directo
    Telescopio

    El Ártico, entre la Guerra Fría atómica y el calentamiento global

    Telescopio
    URL corto
    0 30

    "El Ártico fue uno de los territorios donde se desarrollaron los aspectos más críticos de la Guerra Fría, la posibilidad de una guerra atómica", explicó a Sputnik el experto en temas marítimos y navales Martín Pizzi, a propósito del desarrollo de una zona que apunta a convertirse en una alternativa a las rutas tradicionales del comercio global.

    "Todo vuelo realizado en el Ártico entre la ex Unión Soviética y Estados Unidos es más corto en kilómetros. Uno podría subirse a un avión en Moscú apuntando a rumbo oeste y llegar a Estados Unidos entre 18 y  20 horas, pero se podría reducir cruzando el Polo", indicó el integrante de la Plataforma Equilibrium Global.

    Pizzi definió al Ártico como una de las fronteras de la Guerra Fría: "No era como Berlín, que tenía los checkpoints, los soldados armados, pero la confrontación estaba y las armas siempre estaban preparadas".

    En este sentido explicó que "todos los planes y cálculos para una eventual guerra nuclear e intercambio de misiles intercontinentales balísticos se hacían por la ruta más corta, que era la del norte".

    Un razonamiento similar es el que se sigue en la actualidad para el desarrollo de esa singular porción del planeta, dominada por glaciares y por tanto muy vulnerable al calentamiento global.

    Entre el 9 y 10 de abril se desarrolló en San Petersburgo el V Foro Internacional del Ártico. Fue inaugurado por el presidente ruso, Vladimir Putin. El mandatario  expresó preocupación por la situación climática, resumiéndola con la pérdida progresiva de hábitat de los osos polares.

    Definió a la zona como un lugar de oportunidades y de cooperación internacional para de manera sustentable potenciar sus capacidades logísticas, de recursos naturales y comerciales.

    "Por ejemplo, el viaje de Yokohama (Japón)  a Róterdam (Holanda) por el océano Índico dura 33 días, y por la Ruta Marítima del Norte, 20 días… La distancia en este caso sería de unos 7.300 kilómetros, y por el Índico, casi 12.000", detalló Putin.

    Consultado Pizzi sobre la posibilidades para Rusia en torno al Ártico dijo que "le rompe una dependencia, la dependencia de los puertos del Mediterráneo, de los estrechos turcos, le abre un nuevo frente de comunicación a una región mucho más amplia".

    Sobre la eventual complementariedad con la Nueva Ruta y Franja de la Seda de China, el experto destacó que "son cambios que podremos llegar a ver en algunos años cuando los armadores interesados en la ruta del Ártico tengan sus estructuras aceitadas y puedan ofrecer la posibilidad de viajes regulares".

    Temas relacionados: Rusia utilizará plantas nucleares de baja potencia para abastecer de energía el Ártico

    En enero de 2017 entró en vigencia el Código Polar de la Organización Marítima Internacional. Regula desde el tipo de combustible que se puede utilizar, la cantidad de pasajeros en caso de viajes turísticos y las características de construcción de los barcos petroleros: doble fondo y doble casco.

    La Federación de Rusia posee un tercio del total del territorio ártico, y por tanto es uno de los miembros destacados del denominado Consejo Ártico, que también integran Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Islandia, Noruega, y Suecia.

    El 7 de mayo en Finlandia se reunirán estos actores para despedir de la presidencia bianual protempore al país anfitrión, y avanzar en las regulaciones, protección y su desarrollo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    calentamiento global, guerra nuclear, desarrollo, Vladímir Putin, San Petersburgo, Rusia, Ártico