En directo

    Muro de Berlín: "Sigue habiendo alemanes de primera y de segunda"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    Lo más importante de 2019 (77)
    0 51
    Síguenos en

    La celebración de los 30 años de la caída del Muro de Berlín asaltó a Alemania en una encrucijada política y social compleja: su poder político devaluado, tanto a nivel interno como europeo, lo que provocó que su canciller, Angela Merkel, tenga las horas contadas en el poder. Y con una ciudad, Dresden, que se declaró en 'Estado de emergencia nazi'.

    El aperitivo más fuerte a las celebraciones de ese punto de inflexión que significó para Alemania la caída del muro que dividió a su capital durante años, fue un trago amargo servido por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, gran protagonista de la política internacional en el año 2019. Y fue aquella ya célebre frase sobre que la OTAN tiene muerte cerebral.

    Dos Alemanias, una leyenda

    Dice la leyenda que la caída del muro fue provocada por la ya famosa pregunta del periodista italiano Riccardo Ehrman. Tras interpelar al entonces portavoz del Gobierno de la RDA, Günter Schabowski, de que la nueva ley de permisos de viajes no cambiaba nada, Schabowski sacó unos folios de su bolsillo en los que estaba escrita la nueva normativa y leyó que según ésta, los alemanes del Este podrían viajar libremente, sin visado ni pasaporte, a la Alemania Occidental. Y entonces llegó la pregunta sencilla y demoledora: ¿Desde cuándo?, preguntó Ehrman, "que yo sepa, de inmediato, ya mismo", le respondió un aturdido Schabowski.

    Lo que siguió, ya es historia conocida: la reintegración de 'las dos Alemanias' en lo que muchos analistas catalogan como una 'anexión económica', que incluyó el impuesto de solidaridad a los alemanes del oeste para financiar dicha reunificación y que les despertó cierta animadversión hacia sus compatriotas del Este, lo que a su vez ha provocado en esos ciudadanos de la antigua RDA, un sentimiento de ser 'ciudadanos de segunda' que cargan como un estigma.

    Alemanes de segunda

    Una situación que constata el analista internacional Carlos Martínez, quien subraya que efectivamente hay cierta tendencia en la población de lo que era la Alemania del Este, de que fueron maltratados y engañados, y que siguen siendo ciudadanos de segunda.

    "Desde luego los alemanes orientales fueron tratados como ciudadanos de segunda desde un principio. Sí es verdad que con el tiempo estas diferencias se han ido limando, pero sí que existe todavía ese pensamiento", señala el experto.

    En este sentido, Martínez incide en que en la actualidad se vive un momento "en el cual los diferentes nacionalismos están en auge, y sobre todo en los países más ricos: Alemania es uno de ellos, y muchos alemanes del Este culpan de su situación, no a la transición del socialismo al capitalismo, sino a los extranjeros, lo que es un pensamiento absurdo, ridículo, infantil y por supuesto, neonazi. Esa es la situación de Alemania del Este hoy en día", sentencia el analista.

    Sin embargo, Carlos Martínez matiza que "en Alemania del Este aún existe mucha población que reconoce las virtudes que tenía su Estado socialista sin necesidad de acudir a culpabilizar a los extranjeros, pues tienen más claro que el modelo liberal y capitalista le ha venido muy bien a una pequeña parte de la población para mejorar su situación económica. Pero gran parte de la clase trabajadora está en peor situación con 'esta Alemania' que con la Alemania socialista", remacha.

    Tema:
    Lo más importante de 2019 (77)
    Etiquetas:
    anexión, aniversario, caída, Muro de Berlín, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook