01:18 GMT +325 Febrero 2018
En directo
    Qué pasa

    Estibadores españoles noquean a poderes políticos y económicos

    Qué pasa
    URL corto
    Víctor Ternovsky
    280

    Los estibadores portuarios españoles consiguieron impedir la liberalización del sector. Algo que choca contra Bruselas, que insiste en que la normativa española que obliga a las empresas a participar en una sociedad anónima de gestión de estibadores portuarios y contratar a los trabajadores inscritos en ella, va en perjuicio del libre mercado.

    Presionado por las autoridades comunitarias, que amenazan a Madrid con grandes multas, el Gobierno español se esforzó en liberalizar el sector, pero fracasó en su intento. Y es que el Parlamento del país ibérico votó en contra de la reforma de la estiba, en gran medida debido a la presión ejercida por los estibadores. 

    Según el profesor español Julián Jiménez, lo que quiere Bruselas es "entregar el sector de la estiba y el sector portuario a manos de las grandes multinacionales", algo que acarrearía consecuencias muy negativas para los trabajadores del sector, y se vería reflejado en despidos fáciles y sueldos ridículos.

    Tratando de justificar ante la opinión pública la reforma de la estiba, el Gobierno de Mariano Rajoy comenzó a "machacar" a los estibadores, en particular, a través de los medios de comunicación. Por ejemplo, se llegó a compararles con los terroristas etarras, o afirmar que llevan una vida lujosa, teniendo sueldos que ascienden a unos 150.000 euros, indicó el analista.

    De acuerdo a Julián Jiménez, "las cifras reales en muchos casos no son esas", pero lo más importante es que los estibadores "cobran un sueldo en función de lo que producen" y en muchos casos "doblan turnos y consiguen una producción mayor", algo que "evidentemente genera beneficios a las empresas".

    "Eso a la opinión pública se le oculta y no se le dice, para generar odio social y envidia en los sectores laborales que están en peores condiciones, precisamente por las políticas que ha aplicado el Gobierno", manifestó Julián Jiménez.

    Nuestro interlocutor expresó su esperanza de que otros sectores laborales no caigan en esta trampa, sino que aprendan de "las enseñanzas que les han dado los estibadores", es decir, que un colectivo unido puede derrotar "incluso a los enemigos más poderosos".

    En tanto, según denunció Julián Jiménez, las autoridades españoles continúan preparando a la opinión pública para unas condiciones laborales y sociales cada vez peores. En este contexto, el analista indicó que no es casualidad que los medios, como es el caso del diario El País de España, elogien lo que califican como "las últimas tendencias de moda". En particular, se trata del "nesting", que radica en no salir de casa en todo el fin de semana, o el "freganismo", es decir, alimentarse de la basura.

    Etiquetas:
    estiba, trabajadores, puerto, Bruselas, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik