En directo

    Un salvadoreño nombrado como mejor diplomático de 2020 en Rusia

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    El mejor de entre unos 3.000 diplomáticos destinados en Rusia. Se trata de una distinción que este año recae sobre el ministro consejero de la Embajada de El Salvador en Rusia, Rodrigo Ernesto Gómez, otorgada por el Club Diplomático Internacional 'Amicability', una organización pública que se dedica desde 2015 a promover lazos internacionales.

    Se le entregó el diploma de "Mejor Diplomático del año 2020 en la Federación de Rusia" por "sus exitosos esfuerzos durante el último año para posicionar a un país que era poco conocido en Rusia antes, El Salvador, al más alto nivel político, comercial, cultural y académico", señala la entidad en una nota al respecto.

    Se destaca asimismo su "excepcional" capacidad de establecer contactos y cooperación, así como de organizar eventos de la manera más "profesional", unas habilidades que aplica para "representar a su país y crear una fuerte y fructífera cooperación" con el gigante euroasiático.

    En declaraciones a Radio Sputnik, el diplomático salvadoreño expresó la esperanza de que "ese reconocimiento" pueda abrirle "todavía más puertas para poder compartir" lo que es su patria, una tarea en la que avanzó enormemente en un tiempo relativamente corto, dado que arribó a Rusia en diciembre de 2018.

    "Es una gran felicidad para mí que un país pequeño como El Salvador —pequeño en área obviamente, porque es grandísimo en cultura y en gente —pueda sobresalir en Rusia, a pesar de que existen aquí otros países grandes y potencias", manifestó.

    Desde su desembarco en la capital rusa, en ningún momento Rodrigo Ernesto Gómez se quedó de brazos cruzados, sino que se dedicó plenamente a mostrar "las mejores cosas de El Salvador".

    Particularmente, fue el gran motor para que se proyectara en Moscú el documental 'Cuatro puntos cardinales' del director salvadoreño Javier Kafie, una obra que retrata la rica diversidad cultural, ecológica y social del país a través de historias humanas.

    Al evento asistieron "muchos rusos", quienes posteriormente tuvieron la oportunidad de familiarizarse con pupusas, "el gran orgullo gastronómico" de la nación centroamericana.

    El diplomático contribuyó además a que se estableciera un acuerdo de cooperación entre la parte salvadoreña y el Centro Cultural Iberoamericano de la Biblioteca de Literatura Extranjera de Moscú, al que se le entregó también una estatuilla de San Óscar Arnulfo Romero, el primer santo de El Salvador.

    Allí mismo se conmemoró el Primer Grito de Independencia de El Salvador, "cuna de la independencia centroamericana". Un acto presenciado por "representantes de alto nivel académico y diplomático".

    Rodrigo Ernesto Gómez también se esforzó en traer a Moscú al coreógrafo salvadoreño José Raúl Martínez quien "montó una pieza en la cual participaron cinco bailarinas rusas", algo que tuvo un gran éxito. Adelantó en este contexto que este año se interpretaría "la primera obra clásica salvadoreña en el Conservatorio Tchaikovsky" de Moscú, 'El Zafa Caite', de la compositora María Mendoza de Baratta.

    Otro "gran logro" fue popularizar el café salvadoreño en Rusia, cuyo consumo en ese país "está aumentando".

    "Este sería, sin duda, uno de los productos más importantes que nosotros queremos promover aquí, y lo vamos a seguir haciendo", apuntó, al indicar que también hay interés por exportar a Rusia frutas tropicales y ron.

    Comunicó además que se está "trabajando mucho con el turismo", así como en el ámbito académico, habiendo actualmente en Rusia "alrededor de 100 estudiantes salvadoreños".

    De acuerdo a Rodrigo Ernesto Gómez, quien ha tenido "la dicha de poder conocer muchas ciudades del mundo" como Nueva York o Londres, "Moscú no tiene nada que envidiarle a ninguna ciudad en calidad de vida".

    "La apertura de la gente aquí es algo espectacular, tu te sientes muy, muy, muy bienvenido estando aquí, sobre todo teniendo en cuenta que los rusos le tienen mucho cariño a Latinoamérica. Definitivamente, estoy muy feliz aquí y para mi no puedo imaginar otra ciudad alrededor del mundo que en este momento sea más bonita que Moscú", concluyó.

    • Rodrigo Ernesto Gómez
      Rodrigo Ernesto Gómez
      © Sputnik / Margarita Abramova
    1 / 1
    © Sputnik / Margarita Abramova
    Rodrigo Ernesto Gómez
    Etiquetas:
    comercio, cooperación, Rusia, diplomáticos, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook