En directo

    Iberoamérica se alza contra la tergiversación histórica en el 75 aniversario de la victoria soviética sobre los nazis

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Por
    0 350
    Síguenos en

    El 9 de mayo es una fecha que está en el corazón de cada ciudadano ruso. Y es que, hace exactamente 75 años, marcó el fin de la peor contienda en la historia del país, la Gran Guerra Patria, en la que los soviéticos hicieron frente a la Alemania nazi y pagaron el escalofriante precio de al menos 27 millones de muertos, desde soldados hasta niños.

    El Día de la Victoria es sagrado para una nación en la que no hay ni una familia que no tenga a su héroe, según una famosa canción soviética de guerra. El pueblo ruso sabe en carne propia quién soportó la mayor carga de la Segunda Guerra Mundial y considera como una profanación los intentos de minimizar el papel de la URSS en la derrota del nazismo y hasta igualar a la Unión Soviética con el Tercer Reich, una retórica empleada por la prensa dominante y un número no menor de políticos.

    Esta campaña, no obstante, no está logrando los resultados deseados por sus promotores. Y es que aún queda gente que no se deja llevar por este tipo de cuentos, sino que más bien se guía por los hechos reales.

    En este contexto, Iberoamérica se destaca por preservar la verdad y la memoria históricas, de acuerdo a los mensajes recibidos por Radio Sputnik desde varios países de la región con ocasión del 75 aniversario de la victoria soviética sobre los nazis.

    "Es de gran importancia recordar ese acontecimiento histórico cada año. Creo que se debe dar a conocer cada vez más en Occidente sobre la enorme contribución que tuvo el pueblo soviético en el derrocamiento del nazismo, que no sólo fue un acto heroico, sino [también] de mucha solidaridad y sacrificio. Sacrificio porque fallecieron 27 millones de soviéticos, hecho que explica por qué en cada una de las familias rusas y de los pueblos que conformaron la ex Unión Soviética hay al menos un miembro que luchó o murió en la guerra. Una lucha que se conmemora con mucho respeto y solemnidad, y que no únicamente fue para salvar a su patria de la invasión de la Alemania nazi, sino de liberar a Europa y el mundo del fascismo", manifestó el periodista mexicano Gabriel Infante Carrillo.

    Mientras, su colega cubano Julio César Mejías, a quien le tocó trabajar varios años en Rusia, también enfatizó que fue el pueblo soviético quien jugó "el papel trascendental y protagónico" en la derrota del Estado nazi. Al mismo tiempo, expresó su rechazo a que "se tergiverse la historia, como se está intentado desde algunos puntos de Occidente".

    Algo que, según el poeta y cantautor argentino Alejandro Szwarcman, constituye un desprecio "feroz" a la memoria de "tantos mártires, tantos seres humanos que entregaron su vida para salvar a la humanidad". Resaltó asimismo la contribución del cine de Hollywood a "minimizar el papel de la Unión Soviética", donde "se ocultaba el papel del soldado soviético y se realzaba el papel especialmente del soldado norteamericano".

    Para el historiador español Daniel Trujillo Sanz, esa "tergiversada interpretación de los hechos históricos" no es nada inocente, sino que se enmarca en la política occidental de confrontación con Rusia, heredera de la URSS. Mencionó entre los elementos de esa estrategia la situación en Donbás, donde "siguen los bombardeos diarios por parte de un Ejército que integra a milicias neonazis que sin pudor reivindican sus símbolos y su ideología", así como la reciente retirada en la capital de la República Checa de la estatua del mariscal soviético Iván Kónev, "quién lideró la liberación de ese país en 1945, lo que fue la última batalla de la Segunda Guerra Mundial, y donde murieron soldados del Ejército Rojo en combates contra los alemanes".

    "Se debe aprender de los errores del pasado, pero para ello es esencial que la historia no sea distorsionada", subrayó.

    En este último contexto, el politólogo venezolano Vicente Quintero advirtió del riesgo de que "surja un nuevo movimiento de corte totalitario y supremacista en el mundo".

    "Hay que estar muy atento a las ficciones ideológicas, a esas tergiversaciones que dividen el mundo en blanco y negro, puros e impuros, amigos y enemigos, porque son las que nos llevan a eventos en donde ocurren genocidios, matanza de pueblos enteros sinceramente por tener ideas distintas, un color de piel distinto", afirmó Vicente Quintero.

    Etiquetas:
    República Checa, apoyo, víctimas, Iberoamérica, Rusia, URSS, aniversario, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook