En directo
    Hoy con nosotros

    Jóvenes mexicanos optan por una mayor cooperación entre Rusia y México

    Hoy con nosotros
    URL corto
    Marina Kétlerova
    0 40

    Aarón Garduño, Juan Antonio Carmona, Jorge Alexander Ovando e Iván Colín Martínez, son cuatro de unos cuarenta estudiantes mexicanos que residen actualmente en Moscú, y también integrantes de la Asociación de Estudiantes Mexicanos en Rusia, una organización recién nacida que busca mejorar el proceso de estancia de los mexicanos aquí.

    Aunque antes "ya había un antecedente", la Asociación de Estudiantes Mexicanos en Rusia se fundó en 2016 gracias a la iniciativa de los jóvenes y al gran apoyo de la Embajada de México, explica Juan Antonio Carmona García.

    La organización, cuyo consejo directivo es presidido por Aarón Garduño Rodríguez, Antonio Carmona García, Alexander Ovando Peña y Ramsés Sánchez Herrera (quien ahora estudia en San Petersburgo).., tiene por su objetivo ayudar a los estudiantes mexicanos que vienen a Rusia, hermanarlos, "hacer más fácil el reto de vivir tan lejos" y "crear este espacio de diálogo" para que surjan mayores convenios y mayores programas de intercambio entre las universidades en ambos países.

    Hablando de los problemas que tienen que afrontan estudiantes extranjeros a su llegada a Rusia, Aarón Garduño Rodríguez, en su primer año del doctorado en el Instituto de Aviación de Moscú, señala que el obstáculo número uno es el idioma. 

    Confiesa también que añora la cocina mexicana, pero admite que se considera "un hijo más de Rusia" y valora "las oportunidades  de conocer a grandes amigos, grandes personas" que ha tenido aquí. 

    Antes de venir a Moscú, el joven científico había vivido un tiempo en Vorónezh, una ciudad relativamente pequeña (poco más de 1 millón de habitantes) con poca vida cultural, lo que le fue difícil a Aarón, nacido y crecido en la capital mexicana.

    Iván Colín Martínez, máster en la Escuela Superior de Economía (HSE por sus siglas en inglés), confirma las palabras de Aaron, y aconseja "tener siempre la mentalidad abierta". Además, según el joven, otra barrera puede ser el clima, pero "aunque te estés congelando te puedes divertir mucho". Y se acuerda de unas palabras que le dijo "una babushka muy linda": "no existe mal clima, solo hay mala ropa". Pero asegura que al final todo "depende de cada persona, de cuánto espíritu tengas, de cuántas ganas de comerte el mundo, las ganas que tienes de aprender, de salir, de conquistar…" En este sentido, subraya que Moscú en particular y Rusia en general representa un gran reto para todos los mexicanos.

    Además: Ingeniero colombiano: "Los rusos, cuando son amigos de uno, son una maravilla"

    Para Alexander Ovando Peña, de la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú, un reto fue la burocracia, ya que tuvo que resolver muchos problemas con los documentos.

    Precisamente a la resolución de estos problemas se dedica la Asociación de Estudiantes Mexicanos en Rusia que busca proporcionar ayuda de todo tipo a los estudiantes que acaban de venir, "cualquier sugerencia".

    Respecto al sistema educativo, Alexander indicó que el tipo de enseñanza es distinto, y que eso también puede convertirse en un problema porque casi todos los exámenes son orales, y es "un desafío" tener que responder en un idioma extranjero. Sin embargo, eso aporta mucho en cuanto al aprendizaje y al desarrollo de las capacidades lingüísticas. Lo que también anotó como una ventaja muy grande es que las clases se dividan en lecturas y seminarios.

    Te puede interesar: Estudiante ecuatoriano: "Me impresiona que otro país valore tanto la cultura desconocida"

    Por su parte, Iván aconseja a los que deseen realizar sus estudios en Rusia, aplicar primero para el año preparatorio que son “clases no solamente de idioma" sino que también de cultura, que es de importancia especial para los estudiantes que vienen por bastante tiempo. Además, destacó la oportunidad única, que está gozando en Rusia, de "convivir con otros estudiantes de otras regiones del mundo, especialmente de Asia" dado que Rusia es un puente entre dos civilizaciones. 

    "Eso te permite forjar amistades que siempre vas a tener en tu corazón", declara el joven.

    Para que otros mexicanos puedan realizar su sueño y venir a Rusia, todavía faltan programas, "proyectos específicos", hay que establecer los lazos culturales aún más, coinciden los cuatro.

    Iván, a su vez, apunta que "no hay más que voluntad política" pero reconoce que ya ha habido muchos logros.

    Los cuatro muy diferentes, pero unidos por su interés hacia Rusia y el deseo de colaborar para el acercamiento entre Moscú y México, coinciden en que en Rusia "nos sentimos en casa, nos sentimos como tal en una familia".

    © Sputnik . Marina Kétlerova
    De izquierda a derecha: Antonio Carmona, Alexander Ovando, Iván Martínez y Aarón Garduño

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    estudios, vida, experiencia, universidad, Escuela Superior de Economía (HSE), México, Rusia