En directo

    Argentina: entre el default y la resistencia

    Contante y Sonante
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    Si bien ninguno de los tenedores de deuda del país solicitó la cesación de pagos, Wall Street definió que la nación sudamericana entre en 'default'. Sputnik consultó al experto en economía política, Andrés Wainer, sobre los próximos pasos del Gobierno en materia de deuda.

    Definir el estatus de la deuda argentina es difícil y en los meses del actual Gobierno mucho se ha discutido sobre el carácter de ese pasivo que incluso el Fondo Monetario Internacional calificó como insostenible. Argentina está técnicamente en default desde el momento en que expiraron los vencimientos de sus obligaciones con acreedores y no pudo pagarlas. Sin embargo, ese término no formó parte de las comunicaciones del Ejecutivo.

    Para Andrés Wainer, experto en economía política e investigador, esto se basa en la ausencia de demandas ante el incumplimiento del Estado, las cuales no se presentarán hasta que finalicen las conversaciones en curso.

    "Como siguen las negociaciones —prorrogadas en mayo— a pesar de que se haya vencido la fecha, todavía no se habla de un default porque los acreedores no están iniciando demandas contra el país por no haber pagado", explicó a Sputnik el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) de Argentina.

    La posibilidad de una nueva extensión del plazo que vence este martes 2 de junio se manejó durante el lunes 1 en la prensa local, pero al cierre de esta edición no había sido confirmada oficialmente.

    Desde Wall Street, las 14 entidades financieras que integran el International Swaps and Derivatives Association —grupo que agrupa a los principales actores del mercado— determinaron que el default es una realidad y activaron el pago de seguros para los afectados.

    En caso de que la situación sea ratificada por el Estado y finalicen las negociaciones, se podrá hablar de un "default abierto", realidad que la nación enfrentó por última vez en 2002 y que para el experto podría ser similar en esta oportunidad.

    "A fines de diciembre de 2001 el país entró en default y declaró la cesación de pagos. A partir de allí se abrió un lento proceso de renegociación en el que hubo demandas judiciales en el medio. Se llegó a un acuerdo a principios de 2005 y la propuesta de canje de bonos logró una aceptación de alrededor del 76% de los acreedores. Nuevamente en el año 2010 se reabrió el canje e ingresaron muchos acreedores que habían quedado fuera de la primera propuesta, totalizando un poco más del 92% del total de la deuda reestructurada que fue aceptada", detalló Wainer.

    El 8% restante, compuesto por los denominados Fondos Buitre, continuó litigando y fue a raíz de ellos que la justicia de Nueva York falló contra el país. "Argentina tuvo una sentencia en contra y recién fue pagada por el Gobierno [de Mauricio Macri] que asumió en diciembre del 2015", agregó el experto.

     

    Etiquetas:
    fondos buitre, economía, crisis económica, default, deuda, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook