22:09 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Big Bang

    Islas basura, la cara más oscura del uso indiscriminado de plásticos

    Big Bang
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Una gran isla de basura, ubicada a medio camino entre Hawai y California, flota por el océano Pacífico. Son millones de toneladas de desechos a la deriva contaminando el ecosistema marino, resultado del uso abusivo de plásticos en el mundo. En el Día Mundial del Medio Ambiente organizaciones plantean la urgencia de reducir su consumo.

    En este 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, el énfasis de la jornada está puesto en la lucha contra los plásticos. Se calcula que cada año se consumen cinco billones de bolsas de este material en el mundo, y si este nivel se mantiene, en 2030 la producción anual será de 619 millones de toneladas.

    El consumo abusivo de plástico es una muestra más de cómo los seres humanos estamos destruyendo el planeta. La agencia de Medio Ambiente de las Naciones Unidas informó que cada año, del total de toneladas descartadas, 13 millones se vierten a los océanos, convirtiéndose en grandes islas que destruyen el ecosistema.

    "El plástico se va disgregando poco a poco con el tiempo, con la luz ultravioleta, la salinidad, el sol y el movimiento de las mareas. Y ahí es donde empieza el problema. La fragmentación de ese plástico llega a ser tan pequeña, que llega a confundirse con alimentos para las especies marinas, y esto les genera problemas en la salud", explicó a Sputnik Martín Soto Jiménez, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    Los Gobiernos comenzaron a implementar políticas a nivel mundial pero aún son insignificantes si se tiene en cuenta la urgencia del problema. En América Latina y el Caribe, Chile es el último país en prohibir el uso de bolsas plásticas, regulación que empezará a funcionar a partir de 2019. Antes lo habían hecho países como Colombia, Panamá o Costa Rica.

    En Europa la eliminación de este material en los comercios funciona desde hace unos años y se proponen nuevas restricciones. El 28 de mayo la Comisión de la Unión presentó una propuesta legislativa par prohibir los productos de un solo uso: cubiertos de plástico, pajitas, cucharillas de café y bastoncillos de algodón.

    Si bien es importante que los Gobiernos asuman el compromiso en cuanto a políticas de Estado, también es fundamental la acción de los ciudadanos. Desde esta perspectiva, distintas organizaciones están llevando adelante iniciativas para disminuir el consumo de plásticos. En Uruguay el proyecto Reacción trabaja bajo el concepto de las 3R: reducir, reparar y reciclar.

    En los espacios de intercambio y concientización que lleva adelante la organización, se enfrentan a preconceptos arraigados respecto al destino de los residuos.

    "Muchos tienen que ver con que, como no sé en dónde termina, no te creo. Entonces hay que hacer visible la cadena de esfuerzos para reciclar. Otro es:'yo no quiero tener siete tachos [contenedores de basura] en mi casa', y le explicamos que no, que con solo dos ya puede hacer la diferencia, aunque obviamente lo podemos mejorar con tres", enfatizó Mariale Ariceta, una de las encargadas de Reacción.

    En la provincia argentina de Córdoba las organizaciones sociales también están abocadas al tema. La Fundación Ceipost recorre la ciudad con cestos sustentables de recepción de plásticos.

    Según señala Héctor Albaretto, presidente de la Fundación, el problema es que no existe una política que promueva el reciclaje por parte del municipio, y por tanto se han tenido que apoyar en el trabajo conjunto con los ciudadanos.

    "Es una ciudad en la que lamentablemente sus habitantes no tienen una cultura de reciclado debido a que diferentes intendentes y ejecutivos no lo han priorizado, pero sí el enterramiento, y se ha llegado a un punto en que Córdoba no tiene lugar donde enterrar sus residuos", señaló. Por lo tanto, es el momento para que programas de este tipo, con una alta participación de la comunidad, sirvan para "educar con el ejemplo". 

    Puntos de recepción de plásticos de Fundación Ceipost (Córdoba, Argentina)
    © Foto : Ceipost
    Puntos de recepción de plásticos de Fundación Ceipost (Córdoba, Argentina)

     

    Además:

    Un minúsculo organismo podría terminar con el plástico en la naturaleza
    Así es la 'isla de basura' del Pacífico que ya tiene tres veces el tamaño de Francia (fotos)
    Etiquetas:
    daños, consecuencias, plástico, medio ambiente
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik