04:12 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Los aviones Su-25 de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en la base de Hmeymim en Siria

    El ataque contra las bases de Rusia en Siria abre la caja de Pandora

    © Sputnik / Vadim Grishankin
    Prensa
    URL corto
    Zvezda
    231412

    Los drones utilizados por los terroristas para atacar las bases de Rusia en Siria contenían material explosivo más potente que el hexógeno. ¿Qué significa este cambio de métodos para librar la guerra que han introducido los extremistas?

    Los yihadistas intentaron atacar el 5 de enero, con ayuda de varios drones, la base aérea rusa de Hmeymim, en Siria, y el puesto de apoyo logístico de la flota de Rusia en Tartus. Los sistemas de defensa antiaérea rusos avistaron a 13 drones mortales desde lejos y consiguieron frustrar la ofensiva. 

    Ahora, la principal pregunta, según el periodista Yuri Podkopáev es: ¿cómo alcanzaron los extremistas la posibilidad de perpetrar los atentados desde el aire?

    "Han abierto la caja de Pandora y este es el principal problema que se plantea tras lo ocurrido. Durante toda la semana, el Ministerio de Defensa de Rusia ha tratado de llevar su punto de vista hasta la opinión pública mundial", escribe Podkopáev en su artículo para la cadena Zvezda.

    Más detalles: "Los terroristas en Siria no pudieron haber manejado los drones sin la ayuda externa"

    Los drones utilizados por los terroristas son aparatos con alas hechas de madera terciada, con tanques de combustible de plástico y con un motor sacado de un cortacésped. 

    "Sin embargo, los cortacésped no vuelan. Y eso significa que alguien ha mejorado estos aparatos. Las coordenadas utilizadas por sus programas de control fueron más precisas que las que figuran en los datos públicos (…). Contenían material explosivo más potente que el hexógeno. Solo unos pocos países producen estos explosivos", enfatiza el autor, a la vez que agrega que el Ministerio de Defensa de Rusia está ahora investigando "cómo pudo acabar este material en manos de los terroristas". 

    Por su parte, Alexander Nóvikov, jefe del Departamento de construcción y de desarrollo de drones del Estado Mayor de Rusia, está seguro de que los yihadistas no podrían haber producido por sí mismos estos drones de asalto.

    "[El dron utilizado en el ataque] No es del todo de fabricación casera. (…). Sus alas fueron alargadas considerablemente. Sus capacidades de vuelo son bastante buenas. El material del que el aparato está hecho permite operar vuelos duraderos (…) a una distancia de entre 400 y 500 kilómetros".

    Yuri Podkopáev opina que esta aviación de bolsillo puede ayudar a los terroristas a cambiar las tácticas que emplean a la hora de librar combates. Los ataques  realizados por aparatos semejantes pueden sustituir a los atentados que los terroristas suelen perpetrar en las ciudades con ayuda de coches bomba.

    "Es una nueva amenaza para todo el mundo que puede ser bastante real. Tendremos que luchar contra ella solo aplicando los esfuerzos conjuntos", escribe el periodista. 

    Durante una rueda de prensa, el presidente ruso, Vladímir Putin, fue preguntado sobre la implicación de Ankara en este incidente. El mandatario de Rusia aseguró que Turquía, sus militares y la administración, no tenían nada que ver con este ataque.

    "Los ataques fueron muy bien preparados, sabemos dónde y cuándo fueron entregados los equipos. Camuflaron drones como si fueran de producción casera. En realidad, hay elementos de alta tecnología en su diseño, entre los cuales sobresalen su capacidad de ser manejado desde el espacio y el lanzamiento de munición de alta precisión", dijo Putin.

    El presidente ruso calificó este ataque de drones de provocación dirigida a frustrar los acuerdos alcanzados por Rusia con Turquía e Irán en relación a Siria. 

    Lea más: El Pentágono ignora los detalles sobre el ataque contra Hmeymim y Tartus

    Lo más interesante es que, en el momento del ataque, un avión de reconocimiento Poseidon perteneciente a las Fuerzas Aéreas de EEUU volaba entre dos bases de Rusia en Siria. En el Ministerio de Defensa de Rusia señalaron que esta fue una extraña coincidencia. 

    Tras conocer el ataque, Adrian Rankine-Galloway,  representante del Pentágono, comunicó que un dron de combate puede ser construido con piezas compradas en el mercado abierto. 

    "Estas declaraciones suyas plantearon aún más preguntas en nuestro Ministerio de Defensa", concluye el autor del artículo. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Publican vídeos de la aniquilación de los terroristas que atacaron la base rusa en Siria
    ¿Quién patrocina los ataques con drones en Hmeymim y Tartus?
    Ministerio de Defensa ruso: el ataque contra la base Hmeymim fue apoyado por uno de los países desarrollados
    El Kremlin comenta el ataque masivo con drones contra las bases rusas en Siria
    Etiquetas:
    base, ataques, drones, Rusia, Siria