En directo
    Política
    URL corto
    191
    Síguenos en

    BERLÍN (Sputnik) — Alemania está interesada en tener buenas relaciones estratégicas con Rusia, afirmó la canciller federal alemana, Angela Merkel.

    "Queremos tener buenas relaciones estratégicas con Rusia, lo he dicho constantemente, pero esto no debe cegarnos a la realidad", dijo Merkel.

    Agregó que no ve la necesidad de "reiniciar las relaciones" con Moscú.

    Según la canciller, hay ciertos "eventos significativos" que complican las relaciones con Rusia.

    Serguéi Lavrov, canciller de Rusia
    © Sputnik / Servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia
    En particular, se trata del incidente con el opositor ruso Alexéi Navalni y la ausencia de un avance significativo en el proceso de Minsk sobre Donbás, precisó Merkel.

    Agregó que, al mismo tiempo, el Gobierno de Alemania no cambia su actitud hacia el proyecto del gasoducto Nord Stream 2.

    "En lo que se refiere a Nord Stream, la posición del Gobierno federal se mantiene sin cambios durante los últimos años", dijo Merkel, respondiendo a la pregunta de un diputado de la facción Alternativa para Alemania sobre qué medidas van a tomar las autoridades del país para apoyar el proyecto.

    El buque de tendido de tuberías ruso Fortuna reanudó el 11 de diciembre la construcción del gasoducto Nord Stream 2 en aguas de Alemania.

    El buque tenderá 2,6 kilómetros del gasoducto en aguas de la zona económica exclusiva de Alemania, a una profundidad de menos de 30 metros.

    El proyecto Nord Stream 2 tiene como objetivo la puesta en marcha de un gasoducto que transportaría hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural por año desde Rusia a Alemania, pasando por las aguas territoriales o las zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

    Se oponen al nuevo gasoducto, cuya construcción está a punto de finalizar, Estados Unidos, que busca vender a Europa el gas natural licuado (GNL) de sus yacimientos de esquisto, y varios países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

    Washington impuso sanciones a los contratistas que trabajaban en la colocación de tuberías en 2019, lo que obligó a la empresa suiza Allseas a abandonar las obras.

    Las restricciones ampliadas se dirigen a una variedad mayor de empresas, incluidas aquellas que prestan servicios de seguros, suscripción, pruebas, inspección o certificación "necesarios o esenciales para la finalización de dicho proyecto".

    Ucrania, que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso, también está en contra del proyecto.

    Etiquetas:
    relaciones, Rusia, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook