En directo
    Política
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que, en el caso del general Salvador Cienfuegos, quien es acusado por las autoridades de Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero, está de por medio el prestigio de las Fuerzas Armadas del país latinoamericano.

    "Aquí está de por medio el prestigio de una secretaría fundamental para el Estado mexicano, que es la Secretaría de la Defensa, y no es cualquier cosa. No podemos permitir que sin elementos se socaven nuestras instituciones fundamentales", expresó.

    López Obrador también comentó que el Gobierno de Estados Unidos confía en su contraparte mexicana, por lo que enfatizó que no hay nada oculto ni nada a cambio en la negociación para repatriar al exsecretario de la Defensa.

    "No hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad", manifestó el mandatario en su rueda de prensa diaria.

    "Nosotros no establecemos compromisos que afectan nuestros principios, es algo que teníamos la obligación de hacer porque sentimos que no se había cuidado el procedimiento y yo quiero agradecer al Gobierno de Estados Unidos, que supo en este caso escuchar nuestro planteamiento y rectificar", señaló.

    El 18 de noviembre la jueza federal de Brooklyn, Carol Amon, concedió la petición del Gobierno de Estados Unidos de desestimar los cargos de narcotráfico y lavado de dinero contra Cienfuegos. Luego de renunciar a sus derechos, el general mexicano aceptó regresar a su país bajo la custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.

    Aunque no existe una orden de aprehensión contra el exsecretario de la Defensa, la FGR inició una investigación propia con base en la información que recibió de los fiscales estadounidenses el 11 de noviembre, quienes acusaron a Cienfuegos de aprovechar su posición de poder y recibir sobornos a cambio de impunidad a favor de una célula del cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit.

    Según el canciller Marcelo Ebrard, Cienfuegos será traslado a México en calidad de ciudadano mexicano repatriado y no como detenido, aunque será advertido sobre la averiguación penal abierta en su contra.

    El 21 de octubre, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard sostuvo una reunión con el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, en la que le expresó verbalmente "la sorpresa y descontento por no haber sido enterado con anticipación de la investigación contra Cienfuegos".

    El 26 de octubre, el diplomático sostuvo una conversación con el fiscal Barr en la que le hizo saber "el descontento del Gobierno de México por la investigación y detención". Esos procedimientos fueron hechos con base en el criterio de que entre ambos países existe "una alianza contra la delincuencia organizada". Para México "no era entendible que siendo aliados no fuéramos notificados", puntualizó el canciller.

    Ebrard reconoció "la atinada, enérgica y eficaz conducción de este asunto por parte del fiscal general de la República, el doctor Alejandro Gertz Manero, quien en el ámbito de la competencia y autonomía de la Fiscalía General "logró este acuerdo y esta declaración conjunta en favor de México".

    Según la acusación, Cienfuegos habría cobrado sobornos por proteger al llamado Cartel del H, sucesor del mermado Cartel de los Hermanos Beltrán Leyva.

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, Salvador Cienfuegos, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook