En directo
    Política
    URL corto
    Por
    121
    Síguenos en

    Microsoft ha tenido una posición privilegiada durante el mandato de Donald Trump, llegando a hacerse con un millonario contrato gubernamental. Pero eso no le impide emerger ahora como uno de los grandes patrocinadores de la campaña de Joe Biden. Así es la magistral estrategia de inversión de este gigante tecnológico.

    La multinacional estadounidense es el cuarto mayor contribuyente a la campaña presidencial del candidato demócrata, Joe Biden, informa el portal de seguimiento de inversiones políticas OpenSecrets.

    Esto no es así por casualidad, ni tampoco es algo nuevo. Lo cierto es que el presidente de la empresa, Brad Smith, ya organizó el año pasado en Medina, en el estado de Washington, un evento de recaudación de fondos para Biden, mientras que el Director de Tecnología de la empresa, Kevin Scott, y su esposa, han aportado más de 50.000 dólares a los comités de apoyo al candidato demócrata.

    "Microsoft ha estado jugando a la política durante mucho más tiempo que las otras grandes empresas de tecnología de las que se habla mucho. Sabe cómo jugar a ambos lados del pasillo", dijo Max Moran, un investigador del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR, por sus siglas en inglés).

    Y es que las cifras apuntan a que, durante las primarias, la empresa con sede en Redmond (Washington) ha sido la compañía tecnológica que más apoyo económico ha dado al candidato demócrata.

    En este sentido, una portavoz de Microsoft dijo que la firma tiene un historial de compromiso con las administraciones en temas que son importantes para su negocio. "Nuestro enfoque ha sido consistente: nos asociaremos donde podamos, nos mantendremos separados donde debamos", declaró.

    En lo que respecta al Partido Republicano, ninguna de las grandes empresas tecnológicas, tampoco Microsoft, ha aparecido en la lista de los principales contribuyentes al candidato a la reelección, Donald Trump. Pero Smith sí ha donado 15.000 dólares al Comité Nacional Republicano, entre otros ejemplos, como comunica Reuters.

    Smith y Microsoft, sin embargo, han invertido siempre tiempo y recursos suficientes para mantenerse en la buena voluntad de los legisladores demócratas.

    Por ejemplo, a principios de 2020 el presidente de la empresa se reunió con el subcomité antimonopolio del poder judicial de la Cámara de Representantes, quien emitió severas críticas contra las grandes empresas tecnológicas por el daño que hacen a los competidores. Pero Smith presentó a Microsoft como una empresa que ya se ha enfrentado a la regulación antimonopolio y que está preocupada por cómo Apple opera su App Store, según una fuente familiar con el asunto.

    "Es el clásico caso de los objetos brillantes. Microsoft ha logrado asegurarse de que la atención se mantenga en todos los demás, incluso cuando siguen siendo dominantes en muchas de las áreas en las que operan", sostuvo Andrew Gavil, profesor de la Escuela de Derecho Howard.
    Etiquetas:
    Elecciones presidenciales en EEUU 2020, Donald Trump, Joe Biden, Microsoft
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook