En directo
    Política
    URL corto
    2277
    Síguenos en

    El Congreso de los Diputados rechazó la moción de censura presentada por el partido ultraderechista Vox contra el Gobierno de España, que preside el socialdemócrata Pedro Sánchez, que se ha convertido en un verdadero campo de batalla.

    "Al no haberse alcanzado la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara, se entiende rechazada la moción de censura", proclamó la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

    La moción de censura recibió el voto favorable de los 52 parlamentarios de Vox, siendo rechazada de forma unánime por el resto de fuerzas políticas, con 298 votos en contra y ninguna abstención, muy lejos de la mayoría absoluta necesaria.

    El líder de Vox, Santiago Abascal, planteó la moción de censura como una "necesidad moral" para "detener el proceso de destrucción de España", que a su modo de ver emprendió Pedro Sánchez al constituir un gobierno "socialcomunista", con el apoyo de "golpistas y filoetarras".

    Del mismo modo, durante los dos días de debate previos a la votación Abascal se mostró muy crítico con la gestión de la pandemia de coronavirus por parte del Gobierno de Sánchez, al que incluso acusó de ocultar la verdadera cifra de muertos.

    Desde un primer momento se sabía que la moción no contaba con los apoyos suficientes para prosperar, por lo que Vox impuso en las dos jornadas de debate un tono bronco, utilizando la tribuna del Congreso como escaparate para exponer su ideario político.

    En un estilo inspirado en el presidente estadounidense Donald Trump —al que elogió en distintas ocasiones— el líder de Vox cargó contra el feminismo, el ecologismo o la Unión Europea, al tiempo que proponía más dureza contra los inmigrantes, a quienes acusa de "invadir el país" y convertir los barrios más humildes en "estercoleros multiculturales".

    El conservador Partido Popular, la primera fuerza de la oposición en España, rechazó la moción de censura de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

    "Votaremos no porque decimos no a la ruptura que usted busca, no a la polarización que usted necesita, no a esa España a garrotazos, a esa España en blanco y negro de trincheras, ira y miedo", dijo el líder del Partido Popular, Pablo Casado, durante la segunda jornada del debate de censura.

    De esta manera, los conservadores despejaron la incógnita sobre el sentido de su voto, ya que en los últimos días Casado se negó a aclarar si se posicionarían en contra o se abstendrían.

    Con este anuncio queda confirmado que Vox está solo en su moción de censura contra Sánchez, ya que solo sus 52 diputados votarán a favor de la medida, mientras que el resto de la cámara (298) lo harán en contra.

    Pablo Casado argumentó el rechazo del Partido Popular a la censura de Vox al Gobierno afirmando que se trata de "una moción de mentira", ya que desde el primer momento la iniciativa careció de apoyos suficientes para poner en aprietos a Pedro Sánchez.

    "Lo que hoy nos convoca aquí es una moción de impostura. Nos hace perder el tiempo en plena segunda oleada de una pandemia que ha contagiado ya a un millón de españoles", dijo el líder de los conservadores.

    En ese sentido, Pablo Casado cargó contra Abascal al que acusó de lanzar una moción de artificio, no con la intención de hacer caer al Gobierno, sino en busca de atención mediática para asaltar el espacio electoral de la derecha.

    "Esta moción no la dispara contra el Gobierno, sino contra el partido que le ha dado quince años, y lamento decirle que el tiro le ha salido por la culata", aseveró Casado, antes de apostillar que Vox "es la derecha que más gusta a la izquierda".

    Además, el líder conservador rechazó la radicalidad del discurso desplegado por Vox durante las dos jornadas de debate parlamentario, asegurando que la intención de los ultraderechistas es polarizar a la sociedad "sepultando el interés nacional bajo el interés propio".

    "Ha dado una patada a las esperanzas de los españoles que quieren que dialoguemos", añadió.

    Por encima de todo, Casado reprochó a Abascal la presentación de una moción que, a su modo de ver, no hará otra cosa sino reforzar al Gobierno de Sánchez.

    "Usted ha debilitado la línea de defensa de España. Llamó a romper filas. Toda España ha visto que usted es el socio en la sombra de este Gobierno", afirmó.

    PP y la ultraderecha

    Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno de España, Pablo Iglesias, saludó que el Partido Popular no vaya a apoyar la moción de censura, aunque acto seguido añadió que es "demasiado tarde" para que ambos partidos intenten distanciarse tras sus múltiples acuerdos a nivel regional.

    "Hoy ha hecho usted un discurso político brillante. Pero creo que usted es consciente, como yo, que llega tarde ese discurso", dijo Iglesias.

    Este 22 de octubre, en la segunda jornada de debate de la moción, el foco se trasladó a la lucha política por la hegemonía en la derecha española más que en la censura contra el gobierno.

    "Lo que estamos viviendo hoy es una batalla ideológica por el campo cultural de la derecha", resumió Iglesias.

    Pese a celebrar el discurso de Casado, Iglesias afirmó que esas palabras son un brindis al sol mientras el Partido Popular mantenga sus pactos con Vox para mandar en territorios como Madrid o Andalucía.

    En ese sentido, Iglesias invitó a los conservadores españoles a seguir el ejemplo de la canciller alemana, Angela Merkel, para imponer un "cordón sanitario" que impida pactos con formaciones de ultraderecha.

    "El problema es que es demasiado tarde para que actúen como la democracia cristiana alemana", lamentó Iglesias.

    En su discurso el líder de Podemos afirmó que la moción de censura "está siendo seguida con enorme atención por parte de muchas embajadas" porque "muchos de los gobiernos regionales del Partido Popular dependen de la ultraderecha", algo que "en Europa no gusta".

    En ese sentido, Iglesias concluyó afirmando que Casado cometió en los últimos tiempos "un error enorme al darle alas a la ultraderecha", algo que a su modo de ver no queda enmendado con su rechazo a la moción de Vox. 

    Tras dos jornadas de debate, los diputados que no acudieron presencialmente al hemiciclo por las restricciones sanitarias podrán empezar a votar telemáticamente a partir de las 12.00 (hora local, GMT+2), mientras que los desplazados físicamente al Congreso podrán votar en persona a partir de las 13.00.

    Etiquetas:
    Pablo Casado, Adriana Lastra, Partido Popular de España, Unidas Podemos, debate, Santiago Abascal, VOX, Gobierno de España, moción de censura
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook