En directo
    Política
    URL corto
    0 15
    Síguenos en

    GINEBRA, SUIZA (Sputnik) — Las autoridades de Bielorrusia deben establecer un diálogo con la oposición para garantizar que se respeten los derechos humanos en el país, figura en el proyecto de resolución del Consejo de DDHH de la ONU.

    El documento al que tuvo acceso Sputnik fue presentado por Alemania en nombre de todos los países de la Unión Europea (UE).

    A favor de la resolución, presentada por Alemania en nombre de la Unión Europea, se expresaron 23 países miembros del Consejo de DDHH de la ONU, mientras que dos países votaron en contra y 22 se abstuvieron.

    Los países europeos, según el texto, consideran necesario que las autoridades bielorrusas "establezcan un diálogo con la oposición política, incluido el Consejo de Coordinación y la sociedad civil, para garantizar los derechos humanos, entre ellos los derechos civiles y políticos".

    Alexandr Lukashenko. presidente de Bielorrusia
    © Sputnik / Viktor Tolochko
    Los autores del documento instan a las autoridades de Bielorrusia a "crear las condiciones para realizar unas investigaciones independientes, transparentes e imparciales de todas las denuncias de violaciones de los derechos humanos en el contexto de las elecciones, incluidas las denuncias de tortura y de tratos inhumanos o degradantes, de castigos de detenidos y manifestantes, de desapariciones forzosas, y garantizar el acceso a la justicia y la reparación a las víctimas, así como la plena rendición de cuentas.

    Además, los países de la UE llaman a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a "seguir muy de cerca la situación de derechos humanos en Bielorrusia en el contexto de las elecciones, presentar al Consejo de DDHH información actualizada (...) con recomendaciones en lo que resta de 2020 (...), así como un informe amplio por escrito sobre la situación de DDHH en vísperas, durante y después de los comicios presidenciales de Bielorrusia en 2020 para (...) la 46 sesión del Consejo de DDHH de la ONU".

    Los autores del proyecto de resolución entienden que Minsk "tiene que cooperar plenamente con el relator especial sobre la situación de derechos humanos en Bielorrusia, garantizarle acceso libre y pleno al territorio del país, incluyendo todos los lugares de detención".

    Violaciones durante debates sobre Bielorrusia

    Rusia, Bielorrusia, Venezuela y China constataron violaciones del reglamento del Consejo de Derechos Humanos de la ONU durante debates urgentes sobre la situación de los DDHH en Bielorrusia.

    Los debates urgentes sobre la situación en Bielorrusia comenzaron este 18 de septiembre en Ginebra, al margen de la 45 sesión del Consejo de DDHH.

    Según el reglamento del organismo, el formato de debates urgentes no prevé un diálogo con representantes de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, mandatarios, ni invitados.

    Por lo tanto, los discursos de la Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los derechos humanos, Nada Nashif, y la relatora especial de la ONU para la situación de los derechos humanos en Bielorrusia, Anais Marin, "es una violación de las reglas de procedimiento y una falta de coordinación", declaró a Sputnik una fuente en la Misión Permanente de Rusia ante la ONU.

    Los representantes de Bielorrusia, Rusia, China y Venezuela destacaron que el Consejo de DDHH de la ONU violó el formato de los debates urgentes y exigieron en varias ocasiones volver a la discusión, de acuerdo con el reglamento que prevé la discusión sólo entre los países del consejo, sin la presencia de terceros.

    Según el representante permanente de Bielorrusia ante la Oficina de la ONU en Ginebra, Minsk insistirá en excluir el discurso de Nashif y Marin del protocolo de los debates, así como se opuso a la transmisión de la declaración de la excandidata presidencial de Bielorrusia Svetlana Tijanóvskaya en el CDH.

    Las delegaciones de Rusia, China y Venezuela apoyaron al represente bielorruso. 

    Aprobación de la resolución

    Unas horas más tarde el Consejo de los DDHH aprobó una resolución sobre Bielorrusia.

    A favor de la resolución se expresaron 23 países miembros del Consejo de DDHH de la ONU, mientras que dos países votaron en contra y 22 se abstuvieron.

    Por su parte, el ministro de Exteriores bielorruso, Vladímir Makei, declaró que la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU crea "un precedente muy peligroso".

    "La resolución es absolutamente artificial y debo decir que sienta precedente muy peligroso para las Naciones Unidas", advirtió Makei, citando el artículo 2 de la Carta de la ONU, según el cual la organización no debe interferir en los asuntos internos de un Estado.

    El canciller bielorruso subrayó que "esta resolución sin duda alguna es una injerencia en los asuntos internos de Bielorrusia porque ciertas frases contemplan una evaluación de la situación en Bielorrusia, de los resultados de las elecciones, del comportamiento de varias partes".

    En lo referente a la respuesta de las autoridades bielorrusas, Makéi indicó que Minsk planea "emprender junto con los países socios acciones encaminadas a defender los intereses de Bielorrusia".

    El diplomático también condenó la iniciativa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) de lanzar el llamado mecanismo de Moscú que prevé la creación de una misión independiente que investigará informes sobre presuntas violaciones de derechos humanos en Bielorrusia.

    "El Gobierno bielorruso no tiene ninguna intención de participar en la implementación de este mecanismo", enfatizó Makéi.

    Al mismo tiempo, el ministro de Exteriores de Bielorrusia destacó que su país está interesado en mantener buenas relaciones con sus vecinos y resolver todos los problemas de manera constructiva.

    En este contexto, Makéi lamentó la reacción de Lituania y Polonia a la situación en Bielorrusia y las llamó a reconsiderar su postura.

    "Me gustaría que mis colegas hagan una pausa, piensen y traten de evaluar la situación de una manera objetiva y razonable para no llevarla al punto del cual será imposible el regresar", declaró.

    En Bielorrusia continúan las protestas por el resultado de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, que otorga el sexto mandato a Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

    Según el recuento oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya, con el 10,12% de los apoyos.

    La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exigió una repetición de los comicios, opción que Lukashenko descartó.

    Etiquetas:
    Minsk, diálogo, Consejo de DDHH de la ONU, oposición, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook