En directo
    Política
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — China está dispuesta para tomar las medidas necesarias en respuesta a los intentos de Washington de impedir que Pekín apruebe el proyecto de ley de seguridad nacional en Hong Kong, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian.

    La víspera el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aseguró que su país pondrá fin a las exportaciones hacia Hong Kong de equipos de defensa y de tecnologías de doble uso, aplicándoles las mismas restricciones que existen para China.

    Anteriormente, el Departamento de Comercio de Estados Unidos informó sobre la suspensión desde el 29 de junio del tratamiento preferencial de las relaciones con Hong Kong, incluida la aplicación de excepciones a las restricciones a las exportaciones.

    "La parte China ya ha explicado repetidamente su posición firme, ese tema es exclusivamente un asunto interno chino, y ningún país extranjero tiene derecho a injerir", dijo el diplomático, agregando que Pekín, ante las "acciones erróneas" de Washington, "está dispuesto a aprobar las medidas de respuesta y a defender de manera decidida sus intereses".

    Zhao subrayó que "los planes de EEUU de impedir que China apruebe el proyecto de ley sobre seguridad nacional en Hong Kong mediante las llamadas sanciones están condenados al fracaso".

    El pasado 28 de mayo, el Legislativo chino avaló una resolución que da luz verde a su Comité Permanente para desarrollar e incluir en la legislación de Hong Kong la ley de seguridad nacional, que penaliza los actos de subversión, terrorismo, secesión, la conspiración con influencia extranjera y otros que amenacen la seguridad del territorio.

    El proyecto de ley provocó críticas de las fuerzas antigubernamentales de Hong Kong y de algunos funcionarios occidentales que vieron en ese documento el deseo de Pekín de recrudecer el control sobre esa región autónoma.

    China rechazó cualquier crítica al respecto y declaró que todos los temas relativos a Hong Kong eran un asunto interno.

    Racismo en EEUU

    Además, Zhao añadió que China recomienda a funcionarios estadounidenses dejar de interferir en los asuntos de la región autónoma de Xinjiang y prestar atención a las condiciones en las que viven las minorías en Estados Unidos.

    El 29 de junio, varios medios occidentales informaron del supuesto control forzoso de la natalidad en Xinjiang, basados en un estudio del investigador alemán Adrian Zenz.

    Mike Pompeo, comentando esos informes, afirmó que Washington llama a China a poner fin a esa práctica y pide a la comunidad internacional que apoye a EEUU en su "demanda de acabar con esas violaciones inhumanas".

    "Recomendamos a Pompeo y otros funcionarios estadounidenses quitarse las gafas de color, dejar de lado [la política de] doble rasero, prestar atención al problema de la discriminación racial en EEUU, dedicar más tiempo y esfuerzos a la situación en el ámbito del respeto a los derechos humanos en su propio país y poner fin inmediatamente al uso del llamado tema de Xinjiang para difamar y denigrar a China, y dejar de interferir en los asuntos internos de China", dijo Zhao. 

    El vocero enfatizó que "el Gobierno chino siempre ha defendido de manera igual los intereses y derechos legítimos de todas las nacionalidades que viven en el país, incluidas las minorías nacionales, mientras la política demográfica durante mucho tiempo toma en cuenta más ventajas y beneficios para las minorías nacionales, incluidos los uigures".

    El diplomático también destacó que las minorías étnicas en EEUU llevan demasiado tiempo sufriendo acosos, insultos y trato discriminatorio.

    "El Gobierno de EEUU durante mucho tiempo ha aplicado una política de genocidio, segregación y asimilación contra los indios americanos. Para comienzos del siglo XX los indios representaron solo el 2% del total de la población del país", agregó.

    El pasado 17 de junio, el presidente de EEUU, Donald Trump, promulgó una ley que condena las graves violaciones de los derechos humanos de los uigures y otros grupos minoritarios étnicos musulmanes en la región china de Xinjiang y amplía la autoridad del Ejecutivo para imponer las sanciones correspondientes.

    El representante de Comercio de EEUU, Robert Lighthizer, mencionó el mismo día que el Gobierno planea prevenir la importación de productos elaborados por los uigures y otras minorías obligadas a trabajar contra su voluntad en los llamados campos de reeducación en Xinjiang.

    En octubre de 2019, Washington introdujo restricciones de visas contra funcionarios del Gobierno de China y del Partido Comunista por supuestas violaciones de los derechos humanos en Xinjiang, además de limitar las exportaciones a 28 entidades gubernamentales y comerciales de China presuntamente implicadas en tales abusos. 

    Etiquetas:
    relaciones, EEUU, Hong Kong, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook