En directo
    Política
    URL corto
    Por
    286
    Síguenos en

    El Partido Socialista rectifica su posición tras suscribir un pacto con sus socios de Gobierno de Unidas Podemos y los independentistas vascos de EH Bildu sobre la futura derogación de la reforma laboral. El acuerdo se había rubricado a cambio de la abstención de los vascos en la votación sobre la quinta prórroga del estado de alarma.

    Volantazo del PSOE en el acuerdo suscrito con Unidas Podemos (UP) y EH Bildu para derogar la reforma laboral de 2012. Apenas cuatro horas después de acceder a un compromiso escrito para "derogar íntegramente la reforma laboral del PP", los socialistas emitieron una nota aclaratoria al filo de la medianoche del 20 de mayo mediante la que matizan parte del contenido.

    El texto inicialmente acordado y que había sido rubricado por Adriana Lastra, Pablo Echenique y Mertxe Aizpurua en representación de PSOE, UP y EH-Bildu respectivamente, contenía algunas de las exigencias promovidas por los nacionalistas vascos a cambio de la abstención de su grupo durante la votación en el Parlamento de la quinta prórroga del estado de alarma. En concreto, se elimina el primer punto del compromiso primigenio: "Las fuerzas políticas que suscriben este acuerdo se comprometen a derogar de manera íntegra la reforma laboral del año 2012 impulsada por el PP. La derogación deberá ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el covid-19". La nueva redacción de este punto, tal y como aparece en nota posterior del PSOE, dice así:

    "Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos".

    Destaca la ausencia de la expresión "de manera íntegra". Así modificado, el acuerdo es prácticamente idéntico al  que suscribieron en diciembre PSOE y UP para conformar el actual Gobierno de coalición, por el que se comprometieron a recuperar derechos laborales liquidados por la reforma laboral de 2012 y a recuperar el papel de los convenios colectivos.

    La respuesta de EH Bildu

    En declaraciones a la emisora pública de radio RNE, la portavoz en el Congreso de este partido vasco, Mertxe Aizpurua, no ha añadido tensión con motivo de la rectificación cursada por el PSOE.

    "El acuerdo no es papel mojado", ha sostenido Aizpurua, al tiempo que remarcaba su vigencia. La portavoz de EH Bildu ha caracterizado de "matización" y no de rectificación a la nota del PSOE y ha querido ver un lado positivo: "Me parece bien que se clarifique todo desde el minuto uno. Eso le da carta de naturaleza". Aizpurua ha manifestado que en el seno de su partido son "conscientes de que la reforma no puede caer de un día para otro, no puede haber vacío legal". Es decir, lejos de buscar la confrontación con el Ejecutivo, la formación nacionalista parece imbuirse de pragmatismo en la asunción de la situación. La portavoz de EH Bildu se ha mostrado confiada no obstante en el ulterior desmontaje de la reforma laboral. "Viendo el espíritu de los portavoces del PSOE y de Podemos, lo vamos a hacer", ha declarado.

    Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha intentado zanjar la polémica en torno a este asunto y ha acudido al latín para expresar su posición: "Voy a ser cristalino. Pacta sunt servanda (lo firmado obliga), ha declarado a la emisora Catalunya Ràdio. Iglesias ha subrayado que en el acuerdo "para la legislatura, investidura y Gobierno de coalición" que UP suscribió con el PSOE, "se habla de derogación de la reforma laboral", añadiendo que tal es el compromiso alcanzado en la tarde del día 20 entre PSOE, UP y EH Bildu.

    Una derogación complicada de inicio

    La revocación de la reforma laboral fue una de las promesas del PSOE durante la última campaña electoral, así como una exigencia de UP para integrar el gobierno de coalición. Sin embargo, una vez conformado el Ejecutivo, la promesa del desmontaje de este marco legal quedó limitada a "los aspectos más lesivos de la ley".

    La nota que rectifica el primer punto del acuerdo también añade: "Derogaremos la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad; derogaremos las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo; y derogaremos la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales".

    Destaca el hecho de que el primer punto más arriba mencionado, el compromiso de derogar el despido por absentismo motivado por baja por enfermedad, ya fue cumplido en febrero, cuando la ministra de Trabajo Yolanda Díaz eliminó el artículo 52d. del Estatuto de los Trabajadores. Por otra parte, Díaz ha manifestado en reiteradas ocasiones que es complicado derogar de golpe una norma jurídica que afecta a más de 20 preceptos, cinco leyes, otros cinco reales decretos y varias directivas europeas, dando a entender que la labor en este punto es harto complicada y que su Ministerio tendrá que ir avanzando poco a poco.

    Etiquetas:
    Pablo Echenique, Adriana Lastra, prórroga, votación, trabajo, pacto, acuerdo, Unidas Podemos, EH Bildu, PSOE, reforma laboral
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook