En directo
    Política
    URL corto
    81460
    Síguenos en

    EEUU vuelve a acudir a su herramienta predilecta en la lucha por el mercado armamentístico internacional: las sanciones. Ahora llegó el turno de Irak, que mostró interés por los sistemas defensa antiaérea rusos S-400.

    En particular, el país árabe podría enfrentar sanciones estadounidenses si compra sistemas de defensa aérea S-400 a Rusia, señaló Joey Hood, subsecretario de Estado adjunto principal.

    "Una compra probablemente desencadenaría sanciones, por lo que aconsejamos a nuestros socios que no realicen tales compras", dijo Hood durante un evento en el Instituto del Oriente Medio.

    Citando a miembros del Parlamento iraquí, The Wall Street Journal informó anteriormente que el país ya había iniciado consultas con Rusia sobre una posible compra de sistemas de defensa aérea S-400. De tal modo, Irak se uniría a los países que se enfrentan a sanciones por su deseo de proporcionar la seguridad de su espacio aéreo, entre los cuales ya están Turquía, la India y China. 

    El año pasado, EEUU expulsó a Turquía del programa de caza de la quinta generación F-35 después de que Ankara comprara sistemas de defensa aérea S-400 a Rusia y amenazó con implementar unas sanciones incluso más duras contra el país otomano. Sin embargo, Ankara respondió con una amenaza de cerrar la base aérea de Incirlik para los militares estadounidenses, razón por la cual no hubo represarias económicas contra Turquía. 

    China también adquirió los sistemas de defensa antiaérea S-400 y los cazas rusos de la generación 4++ Su-35S. Como consecuencia de ello, el país norteamericano impuso una serie de sanciones contra Pekín y algunos de sus funcionarios por violar la prohibición estadounidense de comprar las armas de fabricación rusa. 

    Mientras tanto, la India tiene firmado un contrato de suministro de los sistemas de misiles rusos y está a la espera de su llegada. En este caso Washington también lanzó amenazas de sancionar al país asiático, pero desistió de dichas represalias. Ello se debe al hecho de que EEUU también tiene unos cuantiosos contratos armamentísticos con la India y podría perderlos en caso de que se implementen las sanciones. 

    Arabia Saudí también mostró interés por este sistema de misiles, pero desistió de la compra en vista de las sanciones de EEUU. En su lugar, el país árabe opera el análogo de fabricación estadounidense, el Patriot. Sin embargo, el ataque con drones y misiles que fue perpetrado contra las refinerías de Saudi Aramco el 14 de septiembre dejaron comprometida la fiabilidad de los Patriot. Dichos sistemas estaban protegiendo las instalaciones, pero no reaccionaron al ataque que causó serios daños a la refinería.   

    Etiquetas:
    sanciones, Rusia, Irak, EEUU, S-400 Triumf
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik