En directo
    Política
    URL corto
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (158)
    2182
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — La crisis abierta por el asesinato del general iraní Qasem Soleimaní abre oportunidades a corto plazo para Rusia y China, según declaró a Sputnik Jonathan Eyal, experto en seguridad europea y derecho internacional.

    Británico de origen rumano y director de estudios internacionales en el Real Instituto de los Servicios Unidos (RUSI, por sus siglas en inglés) considera que la crisis iraní beneficia a Moscú "en dos niveles".

    "Estados Unidos está de nuevo involucrado en una crisis en Oriente Medio, lo cual desvía la presión que también sentía Rusia", afirma en primer lugar.

    Por otro lado, según el analista, el renovado conflicto ayuda a reforzar la estrategia del Gobierno ruso en la región.

    "La crisis está debilitando a Irán, al menos de momento, y esto favorece los intereses a largo plazo de Rusia, que mantiene una relación curiosa con Irán sobre Siria", sostiene.

    Para el destacado miembro de RUSI, la apercibida debilitada posición de Teherán incrementa "la influencia de Rusia sobre Irán" y "posibilita una mayor involucración en Oriente Medio del señor Putin".

    "El mayor atractivo para China es que ya no tiene a EEUU sobre sus espaldas porque están volcados en gestionar la crisis de Oriente Medio", agregó Eyal a Sputnik.

    Para Pekín, según el experto, la prioridad se centra en "cerrar un acuerdo comercial o evitar un mayor problema comercial con EEUU".

    "Pero ni Rusia ni China son ganadores absolutos", advierte.

    "Para Putin, el objetivo clave es continuar involucrado en la región y seguir siendo uno de los actores que toman decisiones en Oriente Medio", puntualiza.

    Para China, en cambio, la principal preocupación es comercial: que el "crudo siga fluyendo" y que el precio del barril "se mantenga bajo".

    Eyal participó con colegas de RUSI en un encuentro sobre la crisis iraní con medios británicos y extranjeros, que tuvo lugar en la sede de Westminster de este 'think tank' especializado en defensa y seguridad.

    Aniseh Bassiri Tabrizi, de cuna iraní, aventuró un "muy posible retorno" de las autoridades iraníes a la "estrategia del conflicto de baja intensidad y negación" de sus posibles intervenciones en el Golfo pérsico y la más amplia región.

    "Continúa el riesgo de una escalada del conflicto", señaló la experta antes de agregar que "Irán nunca cederá a la política de máxima presión" de la administración del presidente Donald Trump.

    Michael Stephen, investigador en RUSI, descartó el cierre del estrecho de Ormuz, el bloqueo de navíos y otras acciones de alto riesgo en la región que provoquen represalias de Washington.

    "EEUU ha roto el manual y ya no responde proporcionalmente; el asesinato es la nueva norma", observó Stephen.

    Este analista especializado en Oriente Medio cree que Irán buscará "objetivos más fáciles, como el noreste de Siria, donde todavía hay fuerzas especiales estadounidenses y británicas".

    Por otra parte, Syal resaltó que tanto Rusia y China como los otros tres firmantes europeos del Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (Alemania, Francia y Reino Unido) han llegado a un "punto muerto" sobre cómo resolver el problema de la renuncia de EEUU a dicho tratado nuclear.

    "Rusia y China son los beneficiarios de la crisis ahora mismo, pero no tienen mejores ideas que nosotros (Europa) sobre qué hacer en Oriente Medio", declaró a Sputnik.

    El director de la sección internacional de RUSI piensa que Irán contratacará "en oleadas" temporales y en distintos puntos de la geografía mundial.

    Tema:
    La escalada de tensiones en Oriente Medio tras el asesinato del general Soleimani (158)
    Etiquetas:
    Irán, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik