En directo
    Política
    URL corto
    0 05
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, y su contraparte, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, hablaron por teléfono sobre la situación de Libia y sobre el gasoducto Nord Stream 2, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

    "El secretario Pompeo y el ministro de Exteriores Maas dialogaron sobre los intentos internacionales en marcha para respaldar al enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas en su esfuerzo por conseguir un alto al fuego en Libia y reanudar el proceso político", dice el texto.

    Los dos ministros "coincidieron en la preocupación por las violaciones al embargo de armas y la creciente presencia de mercenarios y contratistas militares privados" en el conflicto libio, agregó Ortagus.

    Además, Pompeo y Maas también discutieron sobre la construcción del sistema de oleoductos Nord Stream 2 y la "firme oposición" de Washington a ese emprendimiento, apuntó la portavoz.

    El Senado de EEUU aprobó el martes en el presupuesto de defensa de 2020 sanciones contra las empresas que están construyendo el gasoducto Nord Stream 2 que va desde Rusia a Alemania a través del mar Báltico.

    Está previsto que las obras terminen pronto.

    El proyecto Nord Stream 2 es un emprendimiento conjunto entre la empresa gasífera rusa Gazprom y cinco compañías europeas – la francesa ENGIE, la austríaca OMV, la anglo-holandesa Royal Dutch Shell y las alemanas Uniper y Wintershall.

    El gasoducto, de una extensión de 1.198 kilómetros, tendrá capacidad para transportar casi dos trillones de pies cúbicos de gas por año desde Rusia a Alemania, pasando por aguas territoriales o zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

    El nuevo paquete de sanciones se dirige a empresas y personas que participen de la provisión de servicios para el gasoducto.

    Entre las penalidades se incluyen la revocación de visas para ingresar a EEUU y el congelamiento de activos financieros que se encuentren bajo jurisdicción estadounidense.

    La ley de presupuesto de defensa prevé un plazo de 30 días de gracia para que esas empresas y personas pongan fin a sus operaciones en el proyecto del Nord Stream.

    Etiquetas:
    Heiko Maas, Mike Pompeo, Nord Stream 2, Libia, Alemania, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook