En directo
    Las banderas de Corea del Norte y EEUU

    ¿Perdió EEUU la "oportunidad dorada" de ponerse de acuerdo con Corea del Norte?

    © REUTERS / Ann Wang
    Política
    URL corto
    790

    La viceministra de Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-Hui, informó que Pyongyang baraja suspender el diálogo con EEUU sobre la desnuclearización. Algunos expertos temen que sea una señal de un giro peligroso en las relaciones entre los dos países, mientras que otros lo ven como un intento de presionar a Trump para seguir negociando.

    Según la viceministra, Estados Unidos, que "estaba enfocado en sus propios intereses políticos y no tenía un deseo sincero de lograr un resultado", perdió la "oportunidad dorada" de llegar a un acuerdo durante la cumbre de Hanói que se celebró a finales de febrero y terminó sin conseguir resultados.

    Choe Son-Hui señaló durante su discurso del 15 de marzo que fueron los representantes estadounidenses quienes "introdujeron una atmósfera de hostilidad y desconfianza".

    De esta manera, la viceministra norcoreana confirmó que la disputa había ocurrido durante la última ronda de negociaciones, comentó Konstantín Asmólov, empleado principal del Centro de investigaciones coreanas del Instituto de Lejano Oriente de la Academia Rusa de Ciencias, en un artículo para Club Valdái.

    Al mismo tiempo, entre los que estropearon la situación mencionó no solo al asesor de seguridad nacional, John Bolton, sino también al secretario de Estado, Mike Pompeo.

    Además: Endurecimiento de EEUU contra Corea del Norte

    "Esta es una confirmación indirecta de que Estados Unidos presentó de repente unas propuestas adicionales que no se habían mencionado anteriormente, y no fue Trump quien lo hizo. Choe enfatizó en que los dos líderes todavía tienen una buena relación", comentó Asmólov.

    Otros expertos también observan que el discurso de Choe contiene numerosos cumplidos a Donald Trump.

    No obstante, según Asmólov, "Kim se da cuenta de que es poco probable que el sucesor de Trump, quienquiera que sea, continúe el diálogo y no está claro cuánto tiempo estará Trump en el poder. Por lo tanto, Kim no lo entregará todo enseguida, porque nadie puede darle garantías de seguridad y estabilidad".

    Al mismo tiempo, el experto señaló que esto no quiere decir que las negociaciones entre Kim y Trump se hayan agotado. De acuerdo con Asmólov, hay tanto razones para seguir las negociaciones, como cierto nivel de confianza entre los dos líderes.

    "En unas condiciones ideales, ese proceso podría durar años, de hecho, poniendo el conflicto en pausa. Sin embargo, la presión de las circunstancias externas está aumentando y puede prevaler. Por lo tanto, la probabilidad de romper o ralentizar el ritmo de la construcción pacífica en la península y en la región no es nula", advirtió el analista.

    No obstante, hay que tener en cuenta que en Corea del Norte solo una persona toma decisiones, y Kim Jong-un todavía no se ha pronunciado sobre el tema, agregó el experto. La viceministra señaló que en un futuro cercano, el líder norcoreano anunciaría la posición del país respecto a las negociaciones con Estados Unidos.

    Mientras tanto, Andréi Lankov, especialista en Corea del Norte, opinó en su artículo para Club Valdái que Pyongyang "no solo quiere, sino ansía continuar las negociaciones con EEUU" y buscar un compromiso.

    "Por lo tanto, parece que la RPDC decidió recordarle a EEUU que, en ausencia del deseo de los estadounidenses de continuar las negociaciones y hacer concesiones razonables, Pyongyang podría volver a crear problemas considerables para Washington", resaltó.

    Según el experto, con las palabras de Choe Son-Hui, la parte norcoreana está insinuando que la moratoria sobre las pruebas nucleares y lanzamientos de los misiles balísticos puede ser levantada.

    "Teniendo en cuenta el papel que juega la moratoria en la propaganda política interna de Trump y sus partidarios, el lanzamiento de un misil intercontinental podría ser una sorpresa desagradable para la Casa Blanca y sacudir fuertemente los niveles de popularidad de Donald Trump", comentó Lankov.

    Más información: Trump llama a Corea del Norte a mantener suspensión de ensayos nucleares

    El analista aseguró que Pyongyang no quiere que la situación en la península coreana se agrave porque consideran que el presidente Trump es impredecible. Todos recuerdan cómo en 2017 amenazó a la RPDC con usar la fuerza si Pyongyang no renunciaba a las armas nucleares.

    "Son las negociaciones el verdadero objetivo de Pyongyang. Pero hay que recordar que el propósito de estas negociaciones no es el desarme nuclear, sino algún tipo de acuerdo que comprenda una limitación de las armas nucleares a cambio de unas concesiones políticas y económicas", explicó Lankov.

    Por lo tanto, según el experto, las declaraciones de Choe Son-Hui son un intento de presión diplomática, que tiene como objetivo llevar a Trump a la mesa de negociaciones.

    "Están intentando decirle al presidente estadounidense que su tendencia a escuchar a los partidarios de la línea dura (Bolton en primer lugar) y su falta de voluntad para ceder podrían costarle muchos problemas. El tiempo mostrará si Donald Trump es capaz de entender la indirecta", concluyó Lankov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    armas nucleares, economía, guerra, negociaciones, desnuclearización, Donald Trump, Kim Jong-un, Corea del Norte, EEUU