18:36 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Niña sostiene retratos de los líderes cubanos

    Elecciones en América Latina 2018: Cuba ante un cambio de poder intergeneracional

    © REUTERS / Enrique De La Osa
    Política
    URL corto
    130

    En 2018 habrá recambio presidencial en ocho países de América Latina: asumirá el nuevo mandatario en Chile y se realizarán elecciones en Costa Rica, Paraguay, Colombia, México, Brasil y Venezuela. Por su parte Raúl Castro dejará su cargo. En esta serie de informes sobre las elecciones que se vienen, Cuba.

    Quienes saben qué sucederá el 19 de abril en Cuba hablan más de "transferencia de poder de una generación a otra" que de cambio de presidente. Fernando Ravsberg, periodista uruguayo radicado en la Isla hace más de 20 años, aseguró a Sputnik que quien releve a Raúl Castro, de 86 años, no será un "caudillo" sino alguien con perfil bajo que deberá lograr mayores consensos.

    Arturo López-Levy, profesor de la Universidad de Texas especialista en Cuba, plantea lo mismo: "el Gobierno va a ser más colectivo, porque la fuerza del carisma y legitimidad asociadas a ser creadores de instituciones, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), como es el caso de Fidel Castro y Raúl, no es reproducible". En esa línea de pensamiento también está Salim Lamrani, periodista y profesor francés especialista en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

    "Por primera vez desde 1959, Cuba tendrá a un presidente  que no forma parte de la generación histórica que hizo la revolución y que triunfó en 1959. Es un cambio simbólico importante aunque no habrá ruptura sino continuidad", señaló Lamrani. 

    Lea más: Mandato del presidente cubano se extenderá dos meses más, hasta abril de 2018

    Los tres analistas ven al actual vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años, como el sucesor más probable y único con "todas las cualidades" de ser el próximo presidente de Cuba. El cambio estaba previsto para el 20 de febrero, pero el 21 de diciembre de 2017, durante el plenario de la Asamblea Nacional, Raúl Castro leyó un dictamen de prolongación de mandato y explicó que se tomó esa decisión porque aún no se habían podido subsanar los destrozos provocados en septiembre de ese mismo año por el huracán Irma, "un suceso imprevisible y excepcional".

    Ravsberg aseguró que la postergación "no tiene mayor importancia" ya que se trata sólo de dos meses, sin embargo, advirtió que los motivos pueden ser otros: quizá porque "no hay acuerdo total en cómo se va a hacer la transferencia de generación a otra, podría ser también porque implica un mensaje claro porque en esa fecha [en 1961] Cuba derrotó la invasión organizada de Estados Unidos en Playa Girón".

    Sepa más: Motociclista solitario ruso honra a Fidel Castro y se somete a pruebas médicas

    Sin embargo, Castro seguirá siendo primer secretario del Partido Comunista Cubano (PCC), que según el artículo quinto del Primer Capítulo de su Constitución "es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista". Justamente porque Castro seguirá influyendo en las decisiones partidarias, Ravsberg considera que el "poder del presidente será relativo".

    Retos que deberá enfrentar el siguiente presidente

    Ravsberg y López-Levy consideran que uno de los mayores desafíos para Díaz-Canel será hacer entender a los cubanos que los combatientes de Sierra Maestra que dirigieron al país por más de medio siglo ahora serán suplidos por miembros del Partido con perfil bajo pero "conocedores del sistema de gobierno",con  "profesionalismo" y "gran capacidad de gestión".

    Es más, según el uruguayo radicado en Cuba, el reto más difícil será "hacer comprender a la gente que no habrá otro Fidel, que no habrá una figura que predomine demasiado sino que el Gobierno será más colectivo. Es difícil para los cubanos, porque esperan que el líder esté ahí con ellos. Fidel llegaba a los lugares por donde iban a pasar los huracanes antes de que pasaran, y eso a la gente le resulta importante. El 70% de los cubanos nacieron dentro de la revolución y tienen esa práctica".

    Además: Esta es la historia del periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba

    En ese sentido, López-Levy explicó que "hoy Cuba tiene una sociedad y un Estado más plurales, y que cuentan con los mayores niveles de educación en su historia. Eso implica que las formas de gobernar el país no puedan ser las mismas que antes. La generación que hizo la revolución ha disfrutado durante muchos años, debido a su larga vida, de cuotas importantes de legitimidad asociadas a la creación del sistema político vigente y a la creación de sus instituciones centrales, como el PCC y la FAR. Hoy el sistema se aboca a un cambio de poder intergeneracional, y eso implica que las zonas de legitimidad en las cuales esgrimir los nuevos mandatos sean diferentes".

    Según el experto, una de esas zonas de legitimidad que está buscando el Gobierno está "asociada a un mejor desempeño económico" y a la necesidad de "establecer una sociedad sostenible" desde ese punto de vista.

    Para Lamrani el principal desafío también es económico: "aumentar la producción nacional, sobre todo la de alimentos, para poder disminuir las importaciones de materias primas. Cuba importa cerca del 80% de los alimentos que consume, esto crea un problema de seguridad nacional", afirmó.

    A su vez, aseguró que el Gobierno "tendrá que tomar las medidas necesarias para suprimir la dualidad monetaria y alcanzar la unificación de la moneda. Pero es un proceso largo y complejo", aclaró.

    Otro desafío que destacó López-Levy está ligado a la "capacidad de estructurar una resistencia eficaz" que deberán demostrar los líderes ante las "políticas de interferencia en los asuntos internos cubanos", como la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Por último, señaló que "la nueva dirección tendrá que lidiar con actores sociales mucho más pluralizados, una sociedad donde la Iglesia y la comunidad religiosa son más importantes que antes".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Las relaciones EEUU-Cuba se resienten en el primer año de Trump
    Cuba censura las declaraciones racistas de Trump
    Etiquetas:
    gobierno, presidente, Fidel Castro, Raúl Castro, Cuba