00:37 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Congreso de EEUU

    Estados Unidos comienza a jugar la carta de Taiwán contra China

    CC0 / Unsplash
    Política
    URL corto
    0 119

    La Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos acepta a trámite un proyecto de ley que levanta la prohibición que no permitía a los funcionarios estadounidenses viajar a Taiwán y otro que solicita que Taiwán pueda ser aceptado como observador en la Asamblea Mundial de la Salud.

    ¿Significa eso que Washington planea utilizar la carta del estatus político de Taiwán contra la República Popular de China para que Pekín se mueva acorde a los intereses estadounidenses? Sputnik habló con varios expertos rusos y chinos sobre los últimos movimientos del Congreso de EEUU.

    Para el director adjunto del Instituto de Países Asiáticos y Africanos de la Universidad Estatal de Moscú, Andréi Karnéyev, el tema de Taiwán vuelve a salir a la palestra de la política estadounidense del mismo modo que lo hizo durante las primeras semanas posteriores a la elección de Donald Trump como presidente. En aquel momento, el líder estadounidense llegó a conversar con el jefe de la administración taiwanesa, Tsai Ing-wen.

    Las consecuencias de la decisión del Congreso de Estados Unidos están por ver y dependerán de si el presidente acaba firmando ambos proyectos de ley. Algo que lo determinará será más bien lo que haga Pekín con los asuntos que conciernen a los intereses de Washington. "Pongamos, por ejemplo, la cuestión del programa nuclear de Corea del Norte", sugiere Andréi Karnéyev.

    "A juzgar por las declaraciones de varios congresistas, el Congreso no abandonará por ahora sus intentos de lograr que la Casa Blanca aumente los suministros de armas a Taiwán y difieran de aquellos que fueron aprobados por la Administración Obama. Podemos hablar de sistemas militares tan discretos como el F-35, el cazabombardero de quinta generación", apunta el experto.

    Lea más: Xi Jinping: Taiwán es el tema más sensible en las relaciones de EEUU y China

    Pekín se afana por recordar a los estadounidenses que la cuestión de Taiwán es un tema de soberanía y que la integridad territorial de China es algo que incumbe solo al país asiático. De ahí que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang, haya definido los pasos del Congreso como "una seria violación de la política de 'una sola China'.

    Así que, si por una parte todavía no está claro si estos dos proyectos de ley estadounidenses llegarán a buen puerto, por otro también lo está que la República Popular de China se tomará los intentos de Washington "de cambiar el 'statu quo' de las relaciones entre ambos países, de la paz y de la estabilidad en el estrecho de Taiwán", advierte Karnéyev.

    Aunque sí que es cierto que Estados Unidos continúa desempeñando un papel importante en la cuestión taiwanesa, el principio de 'una sola China' es una realidad que Washington y Taipéi deberían asumir, recuerda a Sputnik la experta china de la Universidad de Xiamén, Chen Xiaoxiao.

    "Creo que mientras Taiwán no reconozca el principio de 'una sola China', la cuestión de su "espacio soberano" y también los intentos de Taiwán por formar parte de las organizaciones internacionales serán dos temas difíciles de llevar a la práctica. Estamos en un momento crucial. Además, siempre se ha entendido que Estados Unidos es un factor exterior importante en la cuestión taiwanesa.

    Antes de asumir su cargo, Trump habló por teléfono con Tsi Ing-wen y trató de discutir el 'statu quo' de Taiwán haciendo trampas, pero se encontró con la decidida oposición de China. Después de ese episodio, Trump reconoció del todo cuál era la posición de China en relación a Taiwán", dice Xiaoxiao.

    Si estos dos proyectos de ley consiguen pasar por todos los filtros del Congreso, la posición que desde entonces tomó Washington deberá cambiar completamente "e incluso podría provocar una nueva crisis en el estrecho de Taiwán", algo que, sin lugar a dudas, influirá en la relación entre la República Popular de China y Estados Unidos.

    Xiaoxiao advierte de que, en todo caso, la política de Pekín con Taiwán es cristalina y se implementa de manera muy clara. "Es una política que combina rigidez y suavidad", señala. Pekín parte de la premisa de que la relación entre las dos orillas del estrecho no debe variar y que no debe haber ningún tipo de sobresalto. Por su parte, los taiwaneses deberían buscar el diálogo con Pekín y no intentar provocar a China "poniendo a prueba su paciencia y tanteando la línea roja".

    Lea más: Un grupo aéreo de bombarderos y cazas chinos rodea Taiwán (fotos)

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    En la guarida del dragón: por qué Washington incrementa su presencia en Taiwán
    Taiwán, ¿a punto de proclamar su independencia de China?
    Taiwán, ¿moneda de cambio en el acercamiento entre EEUU y China?
    Etiquetas:
    conflicto de intereses, Donald Trump, Taiwán, China, EEUU