En directo
    Presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye

    Todo lo que tienes que saber sobre la destitución de la presidenta de Corea del Sur

    © REUTERS / Park Ji-hye/News1
    Política
    URL corto
    0 11

    MOSCÚ (Sputnik) — El Tribunal Constitucional de Corea del Sur confirmó la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye, que estaba suspendida en el cargo desde el diciembre pasado por un escándalo de corrupción.

    El escándalo en torno a Park se desató luego de que la prensa informase que los discursos de la mandataria no eran preparados por sus secretarios sino por una amiga de la líder llamada Choi Soon-sil.

    Choi Soon-sil es considerada la hija política de Choi Tae-min, quien encabezaba un culto chamánico en esta nación asiática y falleció en 1994.

    Según datos de la agencia Yonhap, la presidenta Park Geun-hye se acercó a la familia de Choi Tae-min tras el asesinato de su madre Yuk Young-soo, que era primera dama en 1974.

    Los medios de prensa revelaron que Park dejaba a su amiga, que no ocupaba ningún puesto gubernamental, sus discursos y presentaciones para que los editara y corrigiera, con lo cual permitía que esta influyese en la política del Estado.

    Además, a Choi se le imputa haber aprovechado su influencia política para presionar y extorsionar a grades corporaciones surcoreanas a favor de las fundaciones sin ánimo de lucro que le pertenecían, Mir y K-Sports.

    A estos fondos fueron transferidos cerca de 70 millones de dólares de 52 compañías y 19 grupos empresariales.

    La acusación oficial fue presentada a Choi el pasado 20 de noviembre, tras lo cual la Fiscalía informó que la propia presidenta estaba bajo sospecha de "conspirar en parte considerable" de la causa vinculada a este escándalo de corrupción.

    ​Choi Soon-sil fue detenida tras su retorno a Corea del Sur procedente de Europa y se le presentaron cargos por abuso de poder y corrupción junto a dos altos funcionarios de la administración de la presidenta.

    Los fiscales no descartan que la inculpada se apropiase de parte de los recursos para comprar inmuebles en el exterior y para pagar los estudios de su hija en uno de los centros de enseñanza superior más prestigiosos del país.

    Como consecuencia del escándalo el secretariado presidencial en pleno pidió la renuncia y bajo presión social se llevaron a cabo cambios en el Gobierno del país.

    El 22 de noviembre el Gabinete de ministros de Corea del Sur aprobó un proyecto de ley que permitía a los partidos de oposición elegir a sus candidatos para un consejo independiente de investigación del escándalo de corrupción.

    La Fiscalía de Corea del Sur llevó a cabo registros en la oficina central de la Federación de Industriales de Corea, en las fundaciones Mir y K-Sports, en las sedes de los importantes consorcios Lotte y SK Group, de la compañía Samgung y del Fondo Estatal de Pensiones.

    En noviembre la Fiscalía interrogó a varios miembros de la administración bajo sospecha de estar vinculados a esta causa de corrupción.

    A principios de diciembre los directores de las ocho mayores corporaciones de Corea del Sur tuvieron que declarar ante el Parlamento en relación a este escándalo, mientras que por todo el país tenían lugar masivas protestas antigubernamentales.

    Vídeo: Más de un millón de surcoreanos protestan contra su presidenta

    El 6 de diciembre, la mandataria coreana declaró durante un encuentro con la cúpula del gobernante Partido Saenuri que estaba dispuesta a renunciar en abril de 2017 y anunciar elecciones presidenciales para junio.

    Con la renuncia de la presidenta, cuyo mandato debía concluir en febrero de 2018, el partido gobernante esperaba reducir las tensiones y lograr que la oposición renunciase a votar respecto al proceso de destitución.

    No obstante, dos días después la oposición presentó ante el Parlamento un proyecto de ley sobre la destitución de la presidenta, que fue aprobado el 9 de diciembre con 234 votos a favor, 56 en contra, dos abstenciones y siete votos declarados como no válidos.

    A cargo de la presidencia interina quedó el primer ministro de la nación Hwang Kyo-ahn.

    La destitución de Park abrió una fisura en el Partido Saenuri, que decidió tomar el nombre de Partido Libertad de Corea y aprobó un programa nuevo.

    El 28 de febrero de 2017 una comisión especial de investigaciones concluyó la pesquisa de tres meses y presentó cargos por soborno contra la presidenta, al estimar que era cómplice de su amiga con el fin de obtener grandes cantidades de dinero de Samsung a cambio de preferencias, acusación que puso tras las rejas al gerente principal de la compañía.

    Lea también: Partidarios de la presidenta de Corea del Sur exigen su dimisión

    Además, la investigación concluyó que la presidenta estaba al tanto de la creación en 2015 de una "lista negra" que incluía a 9.473 personalidades culturales de la nación reconocidos por sus críticas a administración presidencial.

    También se estableció que la presidenta y su amiga utilizaron móviles a nombre de terceras personas con el fin de evitar ser escuchadas, entre abril y octubre de 2016, lo cual es también una violación de la ley en Corea del Sur.

    Se estima que sostuvieron un total de 573 conversaciones telefónicas por esta vía.

    Este 10 de marzo el Tribunal Constitucional de Corea del Sur confirmó la destitución de Park, decisión que fue aprobada unánimemente por los ocho miembros de la corte.

    La legislación surcoreana estipula que los nuevos comicios presidenciales se deben realizar en un plazo inferior a 60 días tras la destitución del jefe de Estado.

    Además:

    La presidenta de Corea del Sur acepta la moción del 'impeachment'
    Se retrasa la moción de enjuiciamiento político a la presidenta de Corea del Sur
    Fiscalía de Corea del Sur insiste en interrogar a la presidenta del país
    Etiquetas:
    todo lo que tienes que saber, Park Geun-hye, Corea del Sur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik