En directo
    Política
    URL corto
    2171
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia afirmó en la Corte Internacional de Justicia de la ONU que en verano de 2014 en la zona de conflicto en Donbás estaban desplegados 17 sistemas de misiles antiaéreos Buk-M1, similares al que sirvió, según investigadores internacionales, para derribar el Boeing 777 malasio.

    Este lunes comenzaron las audiencias en La Haya por una demanda de Ucrania contra Rusia donde en particular, Kiev exige que Moscú pague "una indemnización por el derribado Boeing del vuelo MH17".

    "En verano de 2014 el 156º regimiento antiaéreo ucraniano, que tenía a su disposición sistemas Buk-M1, se encontraba en la zona del conflicto", afirmó el director del departamento dela Cancillería rusa para Desafíos y Amenazas Iliá Rogachov, que representa a Rusia en el proceso en La Haya.

    Añadió que "en total esta unidad tenía a su disposición 17 sistemas Buk-M1 similares a aquel que identificó el grupo internacional de investigación".

    Por su parte, el abogado británico Samuel Wordsworth, que defiende los intereses de Rusia en La Haya, afirmó que Kiev no ofreció testimonio alguno de la supuesta implicación de Rusia en la catástrofe.

    "No hay testimonios de que Rusia suministrara armas a alguna parte del conflicto con intención o entendimiento de que pudiese ser usado para derribar un avión civil", dijo.

    El 17 de julio de 2014, un Boeing 777 de la compañía Malaysia Airlines, que realizaba el vuelo MH17 de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia ucraniana de Donetsk.

    A bordo de la nave se encontraban 298 personas, en su mayoría holandeses, ninguna de las cuales sobrevivió.

    El grupo de investigación integrado por expertos de Australia, Bélgica, Holanda, Malasia y Ucrania concluyó en su informe del 28 de septiembre de 2016 que el avión fue derribado por un sistema de misiles tierra-aire Buk transportado desde Rusia a un área bajo control de las milicias de Donetsk.

    Rusia calificó el informe de contradictorio y preconcebido, y afirmó que no hay pruebas concretas que confirmen la hipótesis de la comisión internacional.

    El Ministerio de Exteriores de Rusia declaró que el grupo investigador hizo caso omiso de una importante información ofrecida por Moscú.

    Más aquí: Rusia usará medios legales de defensa tras la denuncia de Ucrania contra Moscú

    El consorcio ruso Almaz-Antey, fabricante del sistema antiaéreo Buk, declaró tras haber realizado varios experimentos que el Boeing malasio recibió el impacto de un misil 9M38, disparado desde la localidad de Zaróschenskoye controlada por las fuerzas de Kiev.

    Holanda no solicitó a especialistas rusos asistencia para analizar los datos de radar sobre el MH17.

    Además:

    El Senado ruso: Ucrania busca presentar a Rusia como un país agresor
    ¿Cómo Poroshenko planea usar la ONU para defenderse de la "agresión rusa"?
    Etiquetas:
    Buk-M1, Corte Internacional de Justicia de la ONU, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook