En directo
    Bashar Asad, el presidente de Siria

    "Asad considera conveniente debatir el proyecto de la Constitución siria en Astaná"

    © Sputnik / Sergey Mamontov
    Política
    URL corto
    0 02

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Siria, Bashar Asad, preferirá debatir las cuestiones relacionadas con la nueva Constitución de su país en Astaná y otros foros reducidos, considera el experto en Oriente Próximo, Leonid Isáev, profesor de la Escuela Superior de Economía.

    "Para Damasco resulta más interesante elaborar una Constitución en un marco más estrecho, como Astaná, donde está presente solo la oposición que no representa una amenaza", dijo el especialista en países árabes.

    Según Isáev, la ausencia en las negociaciones de representantes kurdos, contra cuya presencia se pronunciaron tanto Asad como Turquía, y de los representantes del grupo armado Ahrar al Sham, quienes no firmaron el acuerdo de la tregua en Siria, hace menos representativas esas negociaciones.

    El experto mencionó además que otros 10 grupos de la oposición siria renunciaron igualmente a acudir al encuentro.

    "Asad quisiera debatir el futuro de Siria — el Gobierno de transición, el cumplimiento de la resolución de la ONU y la nueva Constitución— con una oposición amaestrada, pues eso crearía la imagen de que formalmente se está cumpliendo la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y le brindaría cierta legitimidad", destacó.

    Anteriormente se informó que Damasco ve posible debatir la realización de un referendo sobre la Constitución de esta república árabe durante los diálogos dedicados a Siria previstos en Astaná, capital de Kazajistán.

    Lea más: Liberación de Alepo creó condiciones necesarias para la resolución política del conflicto en Siria

    Isáev advierte que Asad evitará negociar el proyecto de la futura Carta Magna de Siria en otras reuniones donde estén presentes todas las fuerzas opositoras, pues eso lo obligaría realmente a ceder parte de su poder.

    "Por el momento queda fuera todo el norte de Siria, que es la zona más intranquila, por lo que en el marco de Astaná pueden discutirse cuestiones inmediatas, actuales, pero en ese formato resulta difícil negociar algo a largo plazo", precisó el catedrático.

    Para el profesor de la Escuela Superior de Economía, las negociaciones en Astaná representan un segundo paso importante para apaciguar Siria tras el armisticio alcanzado, pero para lograr una participación de todas las fuerzas implicadas en el conflicto resulta imprescindible que se unan a las negociaciones otros países interesados, además de Rusia, Irán y Turquía.

    El pasado 30 de diciembre entró en vigor una nueva tregua en Siria, mediada por Rusia y Turquía, que son países garantes de la misma y controlan su cumplimiento mediante una comisión mixta.

    El día 31, la tregua fue avalada por la resolución 2336 del Consejo de Seguridad de la ONU que reza que el organismo "acoge con beneplácito y apoya las iniciativas de la Federación de Rusia y Turquía para poner fin a la violencia en Siria e iniciar un proceso político y toma nota de los documentos emitidos por Rusia y Turquía a este respecto".

    Más: ¿Por qué Arabia Saudí y Catar no se unen a la tregua en Siria?

    Los documentos mencionados prevén, en particular, organizar unas negociaciones entre representantes de Damasco y la oposición siria en Astaná, capital de Kazajistán, que deben comenzar a más tardar el día 23 de enero con la participación de las Naciones Unidas y servir de base para elaborar una hoja de ruta para resolver la crisis siria.

    Además:

    Consejo de Seguridad de la ONU aprueba la resolución de apoyo a la tregua en Siria
    Asad dispuesto a contribuir al cumplimiento de acuerdos sobre Siria
    La tregua en Siria permitió separar a la 'oposición moderada' de Al Nusra
    Etiquetas:
    Astaná, constitución, tregua, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik