13:10 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Policía israelí (archivo)

    Varios heridos graves por tiroteo en un asentamiento israelí en Cisjordania (fotos)

    © AP Photo / Sebastian Scheiner
    Oriente Medio
    URL corto
    0 12

    TEL AVIV (Sputnik) — Dos israelíes murieron y otro resultó herido en un ataque perpetrado por un palestino en una zona industrial israelí situada en Cisjordania, territorio ocupado por Israel, informaron fuentes militares.

    Anteriormente el servicio de ambulancia israelí, Magen David Adom, informó en Twitter que sus paramédicos están tratando a tres heridos en Barkan, un hombre y una mujer que están críticos, y una segunda mujer en estado grave.

    Los fallecidos son una mujer de 29 años y un hombre de 35. Hay otra israelí de 54 que resultó herida y fue hospitalizada.

    "Estoy seguro de que encontrarán al culpable y de que aplicaremos sobre él todo el peso de la ley rápidamente", dijo el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

    Según la información preliminar, el tiroteo ocurrió en un área industrial de Barkan.

    ​​También el portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld, y la Fuerza de Defensa de Israel confirmaron el incidente a través de las redes sociales.

    Representantes de ambos cuerpos de seguridad se encuentran en la escena y están buscando a un sospechoso.

    Los medios israelíes ofrecen versiones encontradas acerca de los motivos del atacante.

    Según el diario Haaretz, la policía sospecha que se trata de un exempleado despedido de una fábrica de Barkan que buscaba vengarse de sus antiguos colegas.

    El periódico digital Ynet, entretanto, señala que las fuerzas de seguridad estiman que el autor de los disparos, un palestino de 23 años que escapó del lugar, se guiaba por "motivos nacionalistas".

    La zona industrial se encuentra al lado de una colonia israelí. Al parecer, el presunto autor habría sido despedido y conocía bien el lugar, lo que facilitó que perpetrara el ataque rápidamente y supiera cómo huir, apunta la prensa local.

    "Entró con su moto sin problema porque todo el mundo le conocía. Subió a la oficina porque sabía a quién buscaba y disparó", explicó un trabajador israelí que trabaja en Barkan.

    "Trabajó aquí y fue despedido. Entró con su moto sin problema porque todo el mundo le conocía. Subió a la oficina porque sabía a quién buscaba y disparó", explicó un trabajador israelí que trabaja en Barkan.

    El presidente israelí, Reuven Rivlin, dijo en un comunicado que está "conmovido" por estas muertes.

    "No sólo es un ataque contra gente inocente, es también un ataque contra la posibilidad de que israelíes y palestinos coexistan", declaró, instando a la Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abás a condenar este ataque y "poner todo de su parte" para encontrar a su autor.

    En la zona industrial trabajan unos 12.000 palestinos, según la prensa local. Se trata de palestinos que obtienen un permiso de trabajo de Israel para poder cruzar los retenes militares y acudir cada día a su lugar de trabajo.

    En un comunicado, el movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna en Gaza, subrayó que el ataque "es un nuevo capítulo en la lucha del pueblo palestino en Cisjordania". Otro movimiento palestino, la Yihad islámica, felicitó al atacante en un comunicado. "El ataque en la zona de Ariel es una respuesta natural a los crímenes de la ocupación (israelí) en Gaza, Cisjordania y Jerusalén", dijo el grupo.

    Más de 300.000 colonos israelíes viven actualmente en Cisjordania, ocupada por Israel desde 1967. La comunidad internacional considera que la expansión de estos asentamientos es el mayor obstáculo para una paz futura entre israelíes y palestinos. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    tiroteo, Israel, Cisjordania