En directo
    Campamento de refugiados al sur de Mosul, Irak

    Los refugiados sufren en Mosul por la escasez de medicamentos y servicios médicos

    © REUTERS/ Zohra Bensemra
    Oriente Medio
    URL corto
    0 63 0 0

    MOSUL, IRAK (Sputnik) — Los refugiados que habitan en los campamentos cercanos a Mosul padecen escasez de medicamentos y servicios médicos, declaró a Sputnik el responsable humanitario iraquí Razga Obeid.

    Hasan Sham, el mayor de los campamentos de refugiados, recibe a diario a desplazados del oeste de Mosul y de los territorios cercanos a Siria, en total desde octubre de 2016 "el campamento recibió 175.000 personas", según Obeid.

    "Más de cien veces hemos pedido al Ministerio de Sanidad que se establezca un hospital en los campamentos, pero no recibimos ninguna respuesta", aseguró el interlocutor de la agencia.

    Obeid, miembro de la Fundación Barzani y coordinador de cinco campamentos de desplazados levantados al este de Mosul, destacó el papel de la agencia de la ONU para los refugiados UNHCR, el Unicef y del Gobierno de Kurdistán en la organización de los campamentos, pero subrayó que la dificultad más grave consiste en la escasez de médicos y el bajo nivel de los servicios sanitarios.

    "El Gobierno de Bagdad es el responsable principal, pues esas personas no son refugiados de otros países, son ciudadanos de Irak", resaltó el responsable, agregando que los organismos internacionales también deberían enviar a médicos calificados a la zona.

    Otro problema que afecta gravemente al campamento, denominado por la ONU U-3, es que la gente tiene que aguantar temperaturas de más de 40 grados. 

    Los refugiados reciben 40 litros diarios de agua por familia, pero el responsable humanitario iraquí advierte que el calor hace que esa cantidad sea insuficiente.

    "En condiciones climáticas tan adversas las personas necesitan una mayor cantidad de agua", constató Obeid, quien denunció además que solo tres de los cinco campamentos cuentan con suministro de electricidad.

    El funcionario subrayó que en U-3 actualmente se realizan labores para comenzar a suministrar corriente eléctrica a sus moradores, cuya cifra asciende a 6.000 personas.

    En total, según Obeid, en los cinco campamentos habitan unas 70.000 personas, mientras unas 101.000 regresaron a sus hogares, liberados de Daesh, autoproclamado Estado Islámico, organización terrorista proscrita en muchos países, incluida Rusia.

    Lea más: El camino de la vida y el olor de la muerte en Mosul

    Hace una semana el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, proclamó la derrota total de Daesh en Mosul, tras una ofensiva militar que se prolongó por nueve meses.

    Desde 2014 los yihadistas controlan una parte del territorio de Irak y de la vecina Siria.

    Además:

    Médicos Sin Fronteras urge a reabrir los centros médicos de Mosul
    La ONU está dispuesta a ayudar a Irak tras la liberación de Mosul
    Agencia de la ONU suspende labor humanitaria en dos áreas cerca de Mosul
    Etiquetas:
    agua, medicamentos, atención médica, refugiados, Mosul, Irak
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik