En directo
    Niños en Alepo

    "Quiero dejar de sufrir": las pesadillas de los niños de Alepo

    © Sputnik/ Nour Melhem
    Oriente Medio
    URL corto
    11260172

    Alepo fue liberado por el Ejército sirio el 12 de diciembre. Pero todavía falta mucho por hacer. Aunque hace sol, las casas destruidas por los terroristas están frías y las escuelas siguen sin funcionar. Por lo tanto, las calles de la localidad están llenas de niños, que contestaron con interés y entusiasmo a las preguntas de Sputnik.

    Fátima

    "Quiero dejar de sufrir", confesó Fátima, de 15 años, que vive en el distrito de Al Shiar, antes controlado por los yihadistas.

    Fátima, niña siria de Alepo
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Fátima, niña siria de Alepo

    Fátima iba a la escuela secundaria y soñaba con un buen futuro, al igual que sus amigas. Sin embargo, con la llegada de los terroristas, sus sueños se derrumbaron y la escuela quedó reducida a cenizas

    El sufrimiento de los padres afecta a los niños, la escasez de alimentos y medicinas marcó la vida de todos los años de ocupación.

    Era imposible oponerse a las normas establecidas por los yihadistas, que castigaban a todos sin piedad. Su lema era "muerte o lealtad". Fátima fue torturada por los terroristas varias veces.

    Mahmud

    Este muchacho frágil y con cara de hambre está buscando trabajo, al igual que sus hermanos menores. Su padre perdió la capacidad de trabajar. Mientras tanto, el pan cuesta casi cuatro dólares y un cilindro de gas alrededor de 110.

    Mahmud
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Mahmud

    Muchos niños ansían ser contratados como aprendices, y no les importa si es en una cantera, una panadería o una fábrica de zapatos. Lo importante es que les paguen. Por supuesto, todos están en riesgo de caer en manos de explotadores, pero no tienen otra opción

    Los jóvenes sirios se ven obligados a hacerse adultos rápido.

    Abd

    Abd tenía 6 años cuando, delante de sus ojos, mataron a su padre.

    Abd
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Abd

    "Quiero llegar a ser adulto y fuerte. Voy a detener a todos los terroristas que matan a la gente. Ellos mataron a mi padre porque se negó a luchar contra el Ejército sirio", contó el niño.

    Fuad

    Este niño de 10 años asegura haber visto cosas que ni siquiera salen en las películas de terror.

    Los terroristas prohibieron los estudios y convirtieron la escuela local en su sede. Los yihadistas afirmaban que la formación no trae ningún beneficio y trataban de reclutar a los niños en sus filas para "liberar" a Siria. Fuad se rio de la palabra "librar", porque los terroristas no permitían a la gente que abandonara sus hogares. En consecuencia, muchos morían de hambre.

    Yushia

    Una bomba mató al padre de Yushia, de 11 años, y destruyó su casa. Junto con su madre y varias otras familias, habita en una casa semiderruida. Pasea por las calles con un gato, su amigo.

    Yushia
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Yushia
    "Quiero que termine la guerra y la vida se calme. Mi sueño es regresar a mi antigua casa, dormir en una cama caliente, no pelearme con los chicos y no sentir vergüenza por mi vivienda actual".

    Aisha

    Aisha, de 12 años, vive en la misma casa que Yushia, pero no se avergüenza de su hogar temporal, porque ha encontrado nuevos amigos allí. Se siente incómoda por su vestido y zapados desgastados.

    Aisha
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Aisha

    "Mi mamá me hizo una chaqueta de la manta que nos dieron en la Media Luna Roja. Pero me da vergüenza ponérmela. Sueño con un vestido de color y unos zapatos hermosos".

    Yasmin

    "Desde pequeña, quería terminar la carrera para convertirme en médica o ingeniera. Entiendo que ahora es imposible. Pero voy a esforzarme para lograr mi felicidad", confesó la niña de 12 años.

    Yasmin
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Yasmin

    Basma

    Basma, que tiene casi 14 años, vive con su madre y sus hermanos. Su padre murió durante la guerra.

    Basma
    © Sputnik/ Nour Melhem
    Basma

    "Ojalá no haya nieve y no pasemos frío. Y mi madre llore menos", dijo a Sputnik.

    Los niños en Alepo han sufrido mucho y siguen sufriendo. Pero sonríen cuando dicen que los terroristas se fueron y ellos se quedan en su ciudad.

    Además:

    Niños sirios recibirán regalos de Navidad de Rusia
    Los barrios de Alepo, liberados de extremistas
    ¿Y ahora qué? Cómo cambiaría la escena regional tras la toma definitiva de Alepo
    El Ejército sirio libera completamente la ciudad de Alepo
    Niños sirios en Turquía trabajan cosiendo ropa para grandes marcas europeas
    Etiquetas:
    sueño, vida humana, lucha antiterrorista, liberación, niños, Alepo, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik