12:30 GMT +324 Octubre 2017
En directo
    Niños que celebran la liberación en Hanano, este de Alepo

    "Al liberar Alepo, los soldados del Ejército sirio estaban liberando su propia casa"

    © Foto: Vanessa Beeley
    Oriente Medio
    URL corto
    95088381

    Sputnik ha realizado una entrevista a Vanessa Beeley, periodista de investigación y activista por la paz en Siria. Beeley ha estado en Alepo durante el proceso de su liberación por parte del Ejército sirio junto con los militares rusos y nos ha contado sus impresiones.

    Beeley comenzó por desmentir la histeria de los medios de comunicación dominantes: "Les puedo decir inequívocamente que la mayor parte de los mensajes de los medios de comunicación está basada en fuentes no verificadas y la información contenida en ellos es falsa. Acabo de regresar a la capital de Siria, Damasco, tras pasar 3 días en el este de Alepo. Hemos visitado la zona de Hanano liberada de los rebeldes solo hace un par de días y hemos hablado con la población local. Y hemos visto claramente escenas de júbilo por la liberación de la ciudad de los grupos armados dirigidos por el frente Fatah al Sham y apoyados por los países de la OTAN y del golfo Pérsico".

    Una mujer celebra la liberación de Hanano.
    © Foto: Vanessa Beeley
    Una mujer celebra la liberación de Hanano.

    Según la activista, la mayoría de los civiles con los que han hablado coinciden en lo mucho que agradecían a las tropas del Gobierno por haberlos puesto en libertad. También cuenta que los grupos terroristas recibían asistencia humanitaria, incluidos alimentos y medicamentos. Luego los almacenaban y los vendían a la población local a precios exorbitantes.

    "Muchos residentes recibían alimentos en cantidades limitadas. Por ejemplo, una mujer con una familia de 12 personas obtenía cada tres días 12 lonchas de pan. Además, hemos visto una gran cantidad de niños casi muertos de hambre. Dondequiera que llegábamos, veíamos cómo el Ejército sirio y soldados rusos distribuían alimentos a los residentes locales", reveló.

    Por la noche, cuando la ciudad vieja de Alepo quedó bajo el control de Damasco, Beeley y su equipo presenciaron el júbilo y la celebración sin precedentes en la parte norte de la ciudad. Vieron a un taxista llorar de felicidad, para él fue un gran momento, porque al fin las dos partes de la ciudad estaban unidos y sería capaz de reunirse con los miembros de su familia que no había visto desde hacía cinco años.

    "Por supuesto, todas estas historias absurdas de que las tropas del Gobierno brutalmente asesinaban o ejecutaban a civiles son simplemente indignantes. No hemos visto nada de eso. Ayer fuimos a un centro de registro que se encuentra en la zona de Jibreen. Llegaban muchos civiles huidos del territorio asediado, con el fin de registrarse. Incluso si no tenían pasaporte u otros documentos de identidad, se les daba un documento que les permitía moverse a través de la parte norte, hasta el momento que se emitiera un nuevo pasaporte", aclara la activista.

    Niños reciben comida en el este de Alepo.
    © Foto: Vanessa Beeley
    Niños reciben comida en el este de Alepo.

    Beeley y sus compañeros también han visto con sus propios ojos cómo los soldados del Ejército gubernamental acompañaban a los civiles y les ayudaban a llevar sus pertenencias, repartían comida y bebidas calientes bajo la lluvia, antes que la tormenta de nieve cubriera Damasco. También han visto hospitales de campaña rusos, a donde les dejaron entrar para escribir un informe.

    Han observado cómo los médicos rusos trataban todos los tipos de heridas, muchos casos de fracturas de extremidades que no eran tratadas cuando los pacientes se encontraban en las zonas ocupadas. En muchos hospitales en estos sitios anteriormente trataban solo a terroristas en vez de a los civiles.

    "Un hombre en una silla de ruedas dijo que no había recibido tratamiento desde 2013, cuando los médicos dejaron Alepo. La culpa era de los terroristas que recibían el apoyo de los Estados del Golfo y de la OTAN y que utilizaban a los sirios como escudos humanos, violando a sus hijas y encarcelando a niños", destaca la activista.

    Soldado del Ejército sirio, celebrando la liberación de Alepo del este.
    © Foto: Vanessa Beeley
    Soldado del Ejército sirio, celebrando la liberación de Alepo del este.

    "He preguntado muchas veces, al llegar a Jibreen, si había casos de violencia por parte del Ejército gubernamental, y la gente me miraba como si estuviera loca. Decían que no, que los habían liberado, los habían llevado en sus camionetas a Jibreen, les habían proporcionado alimentos, ropa, todo tipo de asistencia".

    "Muchos militares sirios, en especial los que vi en el distrito de Hanano y con los que he hablado, al liberar Alepo, estaban liberando su propia casa. Esto es lo que muchos parecen haber olvidado: el Ejército gubernamental sirio está formado por civiles. Creo que en todas las familias hay uno o más hombres que se enrolaron en el Ejército. Y cuando hablé con los soldados que ayudaron a los residentes de Hanano, dijeron que esta es la primera vez que pudieron volver a casa. ¿Por qué alguien va a liberar la ciudad de los terroristas, y luego violar, ejecutar y matar a sus propios parientes? ¡Esto va en contra de toda lógica!"

    La activista también aseguró que ninguno de los principales medios de comunicación masiva verifica sus fuentes de información respecto a los acontecimientos de Alepo. No entiende cómo los supuestos activistas de Alepo han logrado grabar y mandar a los canales como CNN vídeos perfectos de sí mismos. La misma Vanessa pasó tres días en la ciudad sin 3G, Wi-Fi, ni siquiera electricidad o teléfono móvil. Y sin ninguna posibilidad de conectarse con el mundo exterior, menos aún con EEUU.

    Además:

    "La evacuación de Alepo oriental se llevó a cabo de acuerdo al derecho internacional"
    El Ejército sirio da por concluida la operación en Alepo oriental
    Más de 9.500 personas abandonan Alepo Oriental durante la operación
    Termina la operación para la retirada de combatientes y sus familias de Alepo Oriental
    La Media Luna Roja de Siria, dispuesta a continuar la evacuación en Alepo
    Etiquetas:
    mentira, guerra, violencia, propaganda, liberación, Liberación de Alepo, Alepo, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik