23:40 GMT +314 Diciembre 2017
En directo
    Bandera de Estado Islámico

    Militar ruso descarta que el EI pueda fabricar armas bacteriológicas

    © AP Photo/ Khalid Mohammed
    Oriente Medio
    URL corto
    El grupo yihadista Estado Islámico (977)
    0 10

    El vicecomandante ruso de la defensa biológica, Ígor Klímov, ha expresado sus dudas de que el grupo Estado Islámico pueda desarrollar armas bacteriológicas.

    "Es poco probable que el EI desarrolle armas bacteriológicas ya que para ello se requiere un laboratorio", señaló Klímov en declaraciones a la emisora "Servicio Ruso de Noticias".

    La única posibilidad, indicó, es que se apoderen de un laboratorio.

    La agrupación extremista Estado Islámico que cuenta con unos 30.000 combatientes, según las estimaciones de la CIA, y hasta 70.000, según el Estado Mayor del Ejército ruso, ha proclamado un califato en las áreas tomadas de Irak y Siria y pretende ampliar su zona de influencia con células que actúan ya en Libia, Yemen y otras naciones del Oriente Medio y África del Norte.

    Las hostilidades han dejado miles de civiles muertos, centenares de miles de refugiados y otros miles de rehenes en manos de los radicales.

    Tema: Atrocidades del Estado Islámico

    De momento no existe un frente único de lucha contra el EI, por un lado hay una coalición internacional con EEUU a la cabeza, que se limita a bombardear desde el aire las posiciones del grupo, y por el otro, las tropas gubernamentales de Siria e Irak y los kurdos de estos dos países.

    Tema:
    El grupo yihadista Estado Islámico (977)

    Además:

    Putin: EI no representa una "amenaza directa" para Rusia
    Varios jefes guerrilleros del Cáucaso ruso han jurado lealtad al EI
    EI declara su intención de crear una provincia en Europa y capturar España
    La verdad sobre la “Escuela del Terror” del Estado Islámico en Siria
    Etiquetas:
    Daesh, armas bacteriológicas, Servicio Ruso de Noticias, Ígor Klímov, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik