23:39 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los directivos de la revista France Football, los encargados de entregar cada año el Balón de Oro, decidieron que en 2020 el premio al mejor futbolista quedaría desierto, en una decisión que desata tanta polémica y cuestionamientos como alguno de los premios entregados hasta ahora.

    La pandemia generada por el COVID-19 fue la causa de la determinación, aunque Pascal Ferré, editor de France Football dijo que "no habrá edición en 2020, porque después de una cuidadosa revisión, no se cumplen todas las condiciones".

    No especificó el directivo de la prestigiosa revista, pero imagino que eso de que "no se cumplen todas las condiciones" guarde relación con la determinación de algunos campeonatos de suspender sus actividades como consecuencia de la pandemia, sobre todo Francia, Bélgica y Países Bajos, porque el resto de las competiciones se reanudaron meses después de verse obligadas a parar.

    Incluso, las competiciones europeas —UEFA Champions League y Europa League— volverán a la actividad, lo cual pone en igualdad de condiciones a la mayoría de los aspirantes, pero desde France Football no lo ven así, en una decisión que podría coartar las posibilidades de muchos jugadores de ganar por primera vez un premio y a otros la de continuar agregando trofeos a sus vitrinas.

    Posibles perjudicados

    A estas alturas, con la Champions detenida a mitad de los octavos de final, es difícil predecir qué jugadores son los más perjudicados por la determinación de suspender la entrega del Balón de Oro 2020, aunque siempre hay nombres que salen a relucir.

    Lionel Messi, pichichi —líder goleador de la Liga Española— y máximo ganador histórico del trofeo siempre aparece en las quinielas cuando del Balón de Oro se trata, aunque tal vez no sería el candidato con más fuerza a estas alturas, sobre todo si se mira el accionar del Barcelona en el torneo español, en el cual terminó por detrás del Real Madrid.

    Otro histórico, el portugués Cristiano Ronaldo, cinco veces ganador —una menos que Messi— también podría entrar en la terna finalista, incluso ganar el premio, sobre todo porque a estas alturas encabeza a los goleadores en la Serie A y se acerca cada vez más a la Bota de Oro de Europa, hasta ahora en manos del artillero del Bayern Múnich, el polaco Robert Lewandowski, quien ya terminó su accionar en la Bundesliga.

    Si Cristiano termina como capo Cannonieri del Calcio y encima de eso consigue la Bota de Oro, hubiera sido el candidato preferido, pero todo eso es especulación, por un lado, y agua pasada por el otro, a estas alturas por la determinación de France Football.

    También hay otros candidatos, también con méritos propios para aparecer en las quinielas, entre ellos el francés del Real Madrid Karim Benzema, su compañero de equipo Sergio Ramos, incluso el propio Lewandowski, aunque siempre hay una lid que pesa mucho, la Champions, y solo alguno de ellos pudiera alzar el título en la más grande competición de clubes del mundo, incluso ninguno.

    La polémica

    Si France Football decidió suspender el premio en 2020 porque los campeonatos de Francia, Bélgica y Países Bajos se cancelaron por decisiones de sus respectivos gobiernos, no se hace un gran favor, porque en la historia del premio el último jugador perteneciente a clubes de estos países en conseguirlo fue el francés Jean-Pierre Papin, del Olympique de Marsella, allá por 1991.

    Dos décadas antes, en 1971, Johan Cruiff lo ganó, entonces en las filas del Ajax holandés, y aunque se alzó con él en otras dos ocasiones (1973 y 1974) ya militaba en las filas del Barcelona español.

    Nunca más, ni antes ni después, otro jugador de esos torneos se llevó el premio y aunque esta vez pudiera haber ganado alguno de los miembros de la plantilla del PSG francés, como Kylian Mbappé o Meymar Jr., para eso el equipo de la capital francesa debería dar la sorpresa de ganar la Champions, cuya reanudación está prevista para dentro de unos días.

    De cualquier manera, los críticos aducen cualquier tipo de argumentos, algunos de ellos no tan descabellados como pudiera parecer. Para unos lo hicieron para que Messi no se distanciara de Cristiano Ronaldo. Para otros, que este último no igualara al argentino. Unos creen que lo hicieron para no tener que dárselo al francés Benzema, apartado desde hace años de la selección de su país por vínculos con una posible red de extorsión a un compañero de la escuadra nacional. Incluso, hay quien alega que le tocaba a Mbappé y como no lo puede ganar, decidieron pasar de largo.

    Todo eso, sin embargo, no son más que especulaciones de medios de prensa y fanáticos, que no dejan de tener lógica, según desde donde se mire, pero lo cierto es que France Football muy bien pudo entregar un Balón de Oro en 2020, tal como hace desde 1956, cuando el británico Stanley Mattews lo ganó por primera vez siendo jugador del Blackpoll FC inglés.

    Etiquetas:
    Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Balón de Oro, pandemia de coronavirus, coronavirus, fútbol, deporte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook