12:14 GMT +326 Septiembre 2017
En directo
    Partidarios del grupo yihadista Estado Islámico en Mosul (Archivo)

    "El fin del califato de Daesh producirá un desbande de combatientes hacia Europa"

    © AP Photo/
    Opinión & Análisis
    URL corto
    82769121

    Con la inminente caída del califato de Daesh en Siria e Irak, Sputnik contactó al experto en terrorismo de la ONU Nicolás Dapena Fernández, quien analizó las posibles consecuencias del fenómeno para Europa y los riesgos que implica para la edición sudamericana del G-20 en 2018.

    Daesh (proscrito en Rusia y otros países) opera en tres escalones: el militar, representado en el "califato" al norte de Siria, de Irak y al sur del Río Eufrates. El táctico, consistente en operaciones terroristas contra la liga de países que intenta combatirlos. En un tercer escalón están los llamados "lobos solitarios", sujetos "influenciados" por la propaganda de Daesh a través de las redes sociales y que se activan "sin órdenes ni directivas, ni una estrategia táctica".

    Las acciones del segundo escalón, como la del atentado doble en Bruselas en marzo, cuando los terroristas atacaron un aeropuerto y una estación de tren en simultáneo, o la más reciente en Barcelona y Cambrils, requieren una "logística compleja", según dijo a Sputnik el experto en terrorismo de Naciones Unidas Nicolás Dapena Fernández.

    "El posicionamiento territorial de Daesh está en declive. En Mosul [Irak] ya cayó, y en Raqqa [Siria] va a caer. A partir de entonces y dependiendo de quién logre este objetivo, la alianza que apoya al Gobierno de Bashar al Assad o los grupos apoyados por Occidente, habrá que trazar una estrategia para recuperar el control del Eufrates para abajo", explicó Dapena Fernández.

    La coalición que actúa contra Daesh está conformada por 73 países. Los analistas internacionales prevén que cuando el grupo extremista pierda su posicionamiento territorial, se producirá un "desbande de combatientes extranjeros del califato" hacia Europa.

    "Es posible que el primer desafío sea la fusión entre Daesh y Al Qaeda, teniendo en cuenta que el primero se desmembró del segundo en 2014.  Podría haber una retroversión hacia el mando de [Aymán] al Zawahiri, [líder de Al Qaeda]", sugirió el experto en terrorismo.

    Al Qaeda significa "la red" en árabe. Si Daesh se incorpora a este grupo pasará a formar parte de una "red terrorista muy poderosa" que opera en muchos lugares del mundo. "Un eventual fortalecimiento de Al Qaeda implicaría un impacto en los intereses y territorios de los miembros de la coalición de 73 países. Cada uno de los integrantes seguramente estará evaluando cómo asimilar ese golpe", agregó.

    Dapena también se refirió a la decisión del presidente Donald Trump de autorizar el despliegue inmediato de 4.000 soldados en Afganistán, donde la potencia norteamericana ya tiene 8.400 militares. Para el experto de la ONU, quien estuvo en una misión del organismo en Yemen, los procesos de retirada de una intervención militar "no son nada simples".

    "El 'boots on the ground' o poner las botas militares en el terreno es menos complicado, pero la retirada es algo muy complejo, sobre todo para garantizar determinados niveles de gobernabilidad", añadió.

    Ante la posibilidad de que Daesh se fusione con Al Qaeda, las estrategias contra el terrorismo internacional deberán adaptarse. En 2018, el Grupo de los 20, constituido por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, entre otros, se reunirá en Argentina, un país que deja dudas con respecto la seguridad que puede brindar frente a este tipo de situaciones.

    "Un atentado terrorista complejo se inicia uno o dos años antes en el sitio donde va a ocurrir. Se dice que si va a pasar algo ya está pasando. Son desafíos que requieren un nivel de profesionalismo muy alto. Tengo dudas si las autoridades argentinas tienen la capacidad para entender el teatro de operaciones y eventualmente actuar en consecuencia", dijo Dapena Fernández, quien estuvo en Turquía en junio de 2016, en el momento del atentado en el Aeropuerto Internacional Atatürk.

    Explicó además que la primera etapa de un atentado es algo "casi incontrolable" para las autoridades. Sin embargo, desde su punto de vista, es posible controlar las subsiguientes. Una de las formas de minimizar los riesgos en este tipo de acciones es "pensar con la mentalidad del atacante".

    Lea más: Ministro de Defensa de Rusia: Moscú ha logrado poner fin a la guerra civil en Siria

    "Si uno hace ese ejercicio en Argentina, encuentra que no existen demasiados obstáculos para impedir que los ataques sucedan. Usualmente los países que buscan prevenir este tipo de situaciones tienen jefes de Inteligencia o ministros de Seguridad que no tienen que ver con la política, sino que vienen del ámbito militar. Eso no lo vemos en el país sudamericano y es algo que implica un gran riesgo", concluyó.

    Además:

    Opinión: "Las reacciones islamofóbicas son el mejor aliado del terrorismo yihadista"
    Experto en terrorismo: "Lo ocurrido en Barcelona era cuestión de tiempo"
    Cómo la aviación rusa ayuda a Siria a clavar una daga en el corazón del terrorismo
    Etiquetas:
    terrorismo internacional, lucha antiterrorista, guerra, seguridad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik