En directo
    Mundo
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    GINEBRA (Sputnik) — La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, llamó a los países a aportar datos transparentes sobre la evolución de la pandemia de COVID-19.

    "Insto a todos los Gobiernos a que aumenten considerablemente el acceso a información y las estadísticas precisas. La transparencia es primordial y puede salvar vidas en la emergencia sanitaria", dijo Bachelet este 9 de abril en una comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

    La chilena cuestionó también las medidas tomadas para restringir la libertad de prensa y de expresión.

    "Las acciones vagamente formuladas para combatir la supuesta 'información errónea' podrían aplicarse a cualquier crítica, y en algunos países ya hemos visto informes sobre periodistas que están siendo penalizados por informar la escasez de mascarillas; personal médico reprochado por decir que carecen de equipos de protección; y gente común arrestada por publicaciones en las redes sociales sobre la pandemia", señaló.

    La crítica, recalcó Bachelet, "no es un crimen".

    La Alta Comisionada advirtió además que "la pandemia de COVID-19 está generando sufrimiento y daños en todas las regiones del mundo y representa una amenaza de gran alcance para los derechos humanos".

    La alta funcionaria pidió a los países "adoptar medidas vitales para mejorar los sistemas sanitarios y sociales a fin de garantizar el mayor apoyo posible a las personas más afectadas por la epidemia".

    "Sabemos que los bloqueos no pueden continuar para siempre. Las estrategias de salida de la epidemia deben diseñarse cuidadosamente para garantizar que nuestras sociedades y nuestras personas se recuperen", subrayó.

    La pandemia, remarcó Bachelet, está exponiendo las consecuencias de las desigualdades en todas las sociedades.

    "En los países desarrollados repentinamente se hicieron visibles las fallas en el acceso a la atención médica; en los derechos laborales y las protecciones sociales; en el espacio vital; y en la dignidad", constató.

    La Alta Comisionada alertó que el impacto de la emergencia sanitaria podría ser mucho mayor en los países en desarrollo, donde una gran parte de la población depende de los ingresos diarios para sobrevivir.

    "Millones de personas que tienen poco acceso a la atención de salud y que, por necesidad, viven en condiciones de hacinamiento con una salubridad deficiente y sin red de seguridad ni agua limpia, serán los más afectados. Es menos probable que puedan protegerse del virus y menos probable que soporten una fuerte caída en los ingresos", señaló.

    Una pandemia fuera de control, dijo la chilena, es probable que genere desigualdades aún más amplias, en medio de un gran sufrimiento.

    En ese contexto, Bachelet llamó a los Gobiernos a tomar amplias medidas económicas y sociales para disminuir el impacto de esta epidemia y minimizar las desigualdades.

    A lo largo del mundo se han registrado más de 1,49 millones de casos de coronavirus, más de 89.000 de ellos letales.

    Etiquetas:
    ONU, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, Michelle Bachelet
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook