03:14 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Los aviones retirados Boeing 737 MAX

    La crisis de Boeing, ¿una oportunidad para los aviones de pasajeros rusos?

    © REUTERS / Lindsey Wasson
    Mundo
    URL corto
    5623
    Síguenos en

    Superado por el Airbus A320, el Boeing 737 ha perdido su título de avión más vendido del mundo. ¿Hasta dónde llegará la caída en picada de Boeing? ¿Podrá la industria aeronáutica rusa ocupar parte del mercado perdido por los estadounidenses?

    La principal razón de la caída ha sido la crisis del Boeing 737 MAX, informó el diario Business Insider, haciendo referencia a los informes sobre ventas de aeronaves de pasajeros. El avión sufrió dos siniestros en Indonesia y Etiopía.

    A finales de octubre, Boeing tenía pedidos de 15.136 aviones de la familia 737. Mientras tanto, Airbus había firmado contratos para 15.193 aviones de la familia A320 en el mismo periodo, señala el medio.

    Sin embargo, no solo Airbus puede beneficiarse de la caída de ventas del fabricante estadounidense. Esta situación aumenta las oportunidades del MC-21 ruso, que podría competir con el Boeing 737 en el futuro, opina Oleg Smirnov, piloto honorario de la URSS y presidente del Fondo de desarrollo de infraestructuras de la aviación civil, consultado por el diario Vzglyad.

    Smirnov señala que el amplio uso de materiales compuestos puede contribuir a que el MC-21 se convierta en un verdadero competidor de Boeing.

    "En cuanto a la comodidad de los pasajeros, el MC-21 incluso gana al Boeing porque será el más ancho de la clase de aviones de fuselaje estrecho", asegura.

    Según el especialista, "habrá espacio para los pasajeros, codos, y rodillas" en el interior del avión.

    Otra ventaja es el consumo de combustible.

    "Los modernos motores rusos PD-14, que están a punto de entrar en producción en serie, son más económicos que sus homólogos de Boeing. Hasta ahora, parece que todo esto puede dar serias ventajas competitivas".

    Asimismo, Smirnov observa que el MC-21 tiene más elementos de producción nacional, un 80%, según los diseñadores. Es mucho menos que en el caso del SSJ 100 (Sukhoi Superjet).

    Al mismo tiempo, el piloto señala que, de momento, solo son unas suposiciones.

    "El MC-21 no está certificado todavía. Ya veremos: la certificación mostrará cifras específicas sobre el peso de la aeronave, su autonomía de vuelo, velocidad, consumo de queroseno y todos los demás parámetros. Entonces será posible discutir sus ventajas y desventajas", argumenta Smirnov.

    Es verdad que las condiciones para los fabricantes de aviones rusos son más favorables, pero la distribución de las fuerzas en el mercado mundial no cambiará drásticamente, opina a su vez el candidato de ciencias técnicas —primer título científico de posgrado en Rusia— Vladímir Popov, editor jefe adjunto de la revista Aviapanorama.

    "Boeing puede alcanzar a Airbus en cualquier momento y recuperar las posiciones perdidas. (…) Están trabajando por lo que no se puede decir que están en un callejón sin salida. Van a mejorar los aviones y se tendrán en cuenta los errores. Boeing ha sido y sigue siendo un punto de referencia para toda la industria aérea mundial", explica Popov al diario.

    Sin embargo, el nivel general de la industria de la aviación, especialmente la civil, es casi igual para todos los fabricantes, incluida Rusia.

    "En general, todas las tecnologías son muy similares. Se trata de la aerodinámica, los motores y otros parámetros. En lo que estamos compitiendo es en la longitud de la aeronave, la comodidad y los niveles de ruido", concluye Popov.

    Etiquetas:
    competencia, Europa, EEUU, Rusia, MC-21, Airbus A320, Boeing 737
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik