En directo
    Mundo
    URL corto
    411
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El expresidente israelí y premio Nobel de la paz, Shimon Peres, de 93 años, falleció en la madrugada de este 28 de septiembre en un hospital cercano a Tel Aviv, dos semanas después de haber sufrido un grave derrame cerebral.

    El ex jefe de Estado y premio Nobel de la Paz murió rodeado de su familia, después de que sus funciones vitales se deterioraran gravemente el martes y se comprobara que los daños que sufría eran irreversibles.

    ​Su muerte ha provocado un aluvión de muestras de afecto de dirigentes de todo el mundo, que han destacado los esfuerzos de Peres por construir un Israel mejor y en paz con sus vecinos.

    "Nuestro padre nos enseñó a mirar siempre hacia el futuro, hemos sido privilegiados por formar parte de su familia pero sabemos que todo Israel comparte hoy nuestro dolor y nuestra pérdida", dijo, visiblemente emocionado, su hijo Jemi.

    Shimon Peres será velado desde el jueves por la mañana en la Knesset, el Parlamento israelí, donde fue elegido diputado por primera vez en 1959 por el hoy inexistente partido de centro-izquierda Mapai.

    Su capilla ardiente podrá ser visitada por los ciudadanos hasta el viernes, cuando se celebrará su funeral y será enterrado en el cementerio del Monte Herzl de Jerusalén.

    A su funeral tienen previsto acudir líderes del mundo entero como el presidente estadounidense Barack Obama, la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton y su marido y ex mandatario Bill Clinton o el jefe de Estado francés François Hollande, además de representantes de numerosos países, entre ellos países arabes.

    ​Desde que se hizo pública la noticia de su fallecimiento, los mensajes de elogio a la figura de Peres se han multiplicado dentro y fuera de Israel.

    "Hay pocas personas con las que compartimos este mundo que cambian el curso de la Historia, y mi amigo Shimon fue una de ellas", dijo Obama en un comunicado, en el que consideró que el ex presidente israelí jamás renunció a creer en la paz de Israel con sus vecinos.

    "Israel pierde uno de sus hombres de Estado más ilustres, la paz, uno de sus más ardientes defensores y Francia, un amigo fiel", ha lamentado el presidente francés François Hollande en un comunicado.

    ​Peres era el último superviviente de la generación de los fundadores del Estado de Israel, consagró 70 años a la política y fue uno de los artífices de los acuerdos de paz de Oslo en 1993, en los que se fijaron las bases para un futuro Estado palestino que hasta hoy no ha podido concretarse.

    En 1994 obtuvo el premio Nobel de la Paz junto al entonces primer ministro israelí Issac Rabin y el líder palestino Yasser Arafat.

    El presidente palestino Mahmud Abbas calificó este miércoles a Peres "interlocutor valiente para la paz", según la agencia de prensa oficial palestina Wafa.

    Abbas envió un mensaje de pésame a la familia del difunto, según estas fuentes, en el que aseguró que Peres "llevó a cabo esfuerzos ininterrumpidos para lograr la paz desde los acuerdos de Oslo hasta su último suspiro".

    El ex mandatario estadounidense Bill Clinton, que supervisó la firma de los acuerdos de paz de Oslo, calificó este miércoles a Peres de "genio con gran corazón" y recordó su felicidad en el momento de la ceremonia de la firma, en los jardines de la Casa Blanca.

    En Israel y pese a las diferencias que algunos líderes mantuvieron con Peres, la clase política ha destacado de forma unánime su tesón en su lucha por la paz y el diálogo, su amor por Israel y su inquebrantable optimismo.

    "Shimon dedicó su vida a la independencia de nuestra nación, era un visionario y miraba al futuro (…) Trabajó hasta los últimos días de su vida para lograr la reconciliación con nuestros vecinos y un mejor futuro para nuestros hijos", ha subrayado el primer ministro Benjamin Netanyahu.

    ​El actual presidente de Israel, Reuven Rivlin interrumpió su visita de Estado a Ucrania para regresar a Israel y destacó que "no hay un solo capítulo de la historia del Estado de Israel en la que Shimon no haya participado".

    "Shimon nos hizo mirar hacia el futuro y lo amábamos porque nos hacía imaginar no lo que ya había pasado o estaba pasando sino lo que estaba por llegar", dijo Rivlin en un comunicado.

    ​El jefe de la oposición israelí y líder, Isaac Herzog, tampoco ocultó su emoción ante la muerte de uno de sus mentores.

    "Conozco a Peres y a su familia desde que era un niño y como adulto tuve el privilegio de ser su asistente, su consejero y su amigo, podremos decir muchas cosas sobre Shimon pero en este momento el dolor es demasiado grande", dijo.

    Por su parte, el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman reconoció que Peres y él no veían la política israelí de la misma manera pero que eran capaces de reunirse y hablar del futuro del país.

    Peres fue uno de los pilares del partido laborista israelí pero en los últimos años de su vida su figura estuvo por encima de la derecha y la izquierda.

    Hasta dejar la presidencia de Israel en 2014 intentó ser un contrapeso a la política del primer ministro Benjamin Nentayahu, que consideraba demasiado nacionalista.

    Además, no dejó de viajar, de dar conferencias y de reunirse con líderes mundiales en el marco de su fundación para la paz, que su familia quiere mantener viva para preservar el legado del expresidente.

    Etiquetas:
    muerte, Shimon Peres, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook