02:00 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Protesta en Madrid por el asesinato de José Couso (archivo)

    Protesta en la Embajada de EEUU en Madrid por el "asesinato" de José Couso

    © AFP 2019 / Javier Soriano
    Mundo
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    La familia del cámara de televisión José Couso ha convocado para este domingo una concentración ante la Embajada de Estados Unidos en Madrid para pedir justicia por su muerte en Bagdad por los disparos de un tanque cuando cubría la guerra de Irak.

    Doce años después de este "asesinato", su hermano David relata a Sputnik Nóvosti la larga lucha judicial para poder sentar a "los asesinos" de José en el banquillo de los acusados.

    "El juez español Santiago Pedraz recurrió en verano de 2014 a Genocide Word, una institución que depende del Parlamento europeo, para pedir su colaboración ante la negativa de Estados Unidos a cooperar", cuenta el hermano del cámara fallecido.

    La petición intenta forzar al Parlamento europeo a "defender los intereses de un ciudadano europeo ante la Administración norteamericana", explica a esta agencia.

    En febrero pasado, los abogados de la familia Couso presentaron otro auto, en el que "se solicita la colaboración de las fuerzas y cuerpos seguridad del españoles y del Centro Nacional de Investigación (CNI) ante la no colaboración de Interpol".

    La solicitud, señala David Couso, pide que estas organizaciones envíen requerimientos a agencias de información internacionales para localizar a las personas identificadas y acusadas por el asesinato de José ante la indiferencia de Interpol.

    "En 2010 y por primera vez en la historia, Interpol no hizo caso de la orden de busca y captura emitida por el juez Pedraz", denuncia Couso, cuyo hermano murió abatido el 8 de abril de 2003, en el hotel Palestina de Bagdad, donde se habían instalado la mayoría de periodistas internacionales que cubrían la guerra.

    España y Estados Unidos tienen un acuerdo en materia judicial, pero hasta ahora Washington se ha negado a colaborar en este asunto.

    "Se vislumbra que, efectivamente, las autoridades norteamericanas no han cooperado con las españolas de la manera en que se especifica en los tratados bilaterales", dice una resolución del juez Pedraz de la Audiencia Nacional.

    El magistrado no obtuvo respuesta de EEUU y tampoco del Ministerio de Justicia español, después de que en enero de 2014 denunciara la falta de cooperación y el posible "incumplimiento del tratado bilateral de extradición suscrito por ambos países".

    Para el juez español, la responsabilidad de que se cumplan estos tratados bilaterales es del Gobierno.

    El magistrado cursó también una comisión rogatoria en marzo de 2011 en la que solicitaba la filiación y el domicilio de la sargento Adrienne Kinne, para poderle tomar declaración.

    En el programa de televisión de Estados Unidos Democracy Now, de la periodista Amy Goodman, Kinne "certificaba" que los militares norteamericanos "habían monitorizado las comunicaciones del hotel Palestina y sabían que habían periodistas", explica David Couso. La militar aseguró que sabía que el hotel era objetivo potencial del Ejército.

    El Supremo volvió a reabrir la causa en julio de 2010 y en ella están procesados y bajo orden de busca y captura el teniente coronel Philip de Camp, el capitán Philip Wolford y el sargento Thomas Gibson, de nacionalidad estadounidense, por un delito contra la comunidad internacional en concurso con un homicidio.

    La Administración estadounidense ha llegado a decir que "antes de que se sienten militares en el banquillo se helaría el infierno", denuncia David Couso a Sputnik Nóvosti.

    "Les molesta mucho que esta causa siga abierta, lo que nos alegra enormemente", sentencia el hermano que insiste en que la familia luchará hasta el final para lograr justicia.

    Etiquetas:
    protestas, asesinato, Centro Nacional de Investigación (CNI), José Couso, España, Irak, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik