En directo
    Insólito
    URL corto
    0 112
    Síguenos en

    Los vecinos del pueblecito de Aberhosan, en Gales, se enfrentaron a un insólito problema: durante un año y medio, cada día a la misma hora, no podían conectarse a internet. 

    En un intento de solucionar el problema, los ingenieros locales realizaron todo tipo de pruebas y hasta reemplazaron grandes secciones de cables en el área. Sin embargo, fueron los expertos de la empresa Openreach, responsable de prestar el servicio, quienes "se convirtieron en detectives" para resolver el misterio.

    Los especialistas supusieron que el misterioso fallo podría haber sido causado por el fenómeno bautizado como SHINE (ruido de impulso único de alto nivel, en español), que se produce cuando un dispositivo emite una interferencia eléctrica que afecta la conexión de banda ancha. Los expertos de Openreach examinaron el área con un equipo de medición electrónica conocido como analizador de espectro. A las 7 de la mañana, el dispositivo "recogió una gran ráfaga de interferencia eléctrica". Los ingenieros, a su vez, rastrearon la fuente del ruido electrónico y llegaron a la conclusión de que era un antiguo televisor que pertenecía a uno de los vecinos del pueblo.

    "Resultó que cada mañana a las siete, el inquilino de la casa encendía su viejo televisor, lo que causaba la caída de la red en todo el pueblo", afirmó el jefe del equipo de ingenieros, Michael Jones, en un comunicado.

    Jones subrayó que el propietario de la tele "se sintió mortificado" por la noticia "e inmediatamente accedió a apagarlo y no volver a usarlo".

    Otra experta, Suzanne Rutherford, afirmó que la situación "es más común de lo que se cree y puede ser provocada por cualquier cosa que tenga componentes eléctricos, desde luces exteriores hasta microondas o cámaras de seguridad".

    Etiquetas:
    Internet, conexión
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook