En directo
    Insólito
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Cuando cae la noche arden los gases de azufre de su interior. Se producen llamaradas de color azul eléctrico de hasta 5 metros de altura. Y comienza el espectáculo. Cada vez son más los turistas que se sienten atraídos a descubrir el maravillo destello de colores.

    El monte Ijen, ubicado en la isla de Java de Indonesia, está formado por varios volcanes. El Kawah Ijen es el más alto con unos 2.600 metros de altura y es el que tiene el cráter más grande, aunque no es eso lo que más le llama la atención al público. En realidad, Ijen se ha convertidoen una atracción turística cada vez más popular debido a su flamante llama azul.

    Las llamas azules de Kawah Ijen son un fenómeno natural que solo se pueden ver en este lugar debido a la combustión de gases sulfúricos. Kawah Ijen es un volcán activo, pero en realidad no hace erupción de lava como se esperaría. En su totalidad, Ijen ha entrado en erupción unas seis veces desde 1796. La más reciente fue en 1993 y la mayoría de las erupciones fueron de pequeñas a moderadas, según datos de la Universidad de Oregón.

    Un minero trabajando en el volcán azul de Kawah Ijen en Indonesia
    © AFP 2020 / Sonny Tumbelaka
    Un minero trabajando en el volcán azul de Kawah Ijen en Indonesia

    Durante el día los mineros trabajan rodeados de vapores tóxicos recogiendo las rocas de la montaña. Transportan cestas repletas a los dos lados de sus brazos para poder luego venderlas a 680 rupias indonesias el kilo, el equivalente a unos seis centavos o cuatro céntimos de euro. En un país donde el ingreso diario promedio es de aproximadamente 15 euros, muchos trabajan durante la noche para complementar sus ingresos.

    Pero este volcán no solo resulta extraordinario por sus tonalidades, también se vuelve peligroso para los mineros y en total ya son 74 los fallecidos en su interior. A pesar de su peligrosidad, sigue siendo un lugar de trabajo para centenares de personas que tratan de ganarse un sueldo digno.  Los mineros nocturnos pueden extraer y transportar entre 80 y 100 kilos en el transcurso de 12 horas de trabajo, lo que les supone un beneficio de entre 3 a 4 euros.

    Algunos investigadores consideran que los turistas se sienten atraídos por estos sitios porque provocan lo que los filósofos han denominado como algo "sublime", una sensación de placer al ver un objeto peligroso pero impresionante, como un acto violento de la naturaleza. Sin lugar a dudas, esa definición concuerda con el volcán azul. El Kawah Ijen es sublime.

    Etiquetas:
    Java, Indonesia, volcanes, supervolcan
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook