08:27 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Ballena jorobada

    La cera de oídos de las ballenas muestra su alto nivel de estrés durante la II Guerra Mundial

    CC0 / Pixabay
    Increíble pero cierto
    URL corto
    0 50

    Al igual que los anillos de un árbol, los tapones de cera de las ballenas guardan información sobre las vidas de estos cetáceos. Los científicos de la Universidad de Baylor, en Texas (EEUU), lograron demostrar que las ballenas estuvieron muy estresadas durante la Segunda Guerra Mundial.

    Los tapones de cera, que se forman en los oídos de las ballenas durante toda su vida, recuerdan a los trozos de madera.

    Las ballenas forman capas de cera en sus oídos: todos los días se añade una nueva parte de cera mezclada con las hormonas. Por ejemplo, la cera puede contener cortisol, lo que da cuenta del nivel de estrés. Un tapón permite analizar cómo ha cambiado este nivel durante la vida del cetáceo: la cera se convierte en un molde químico de la biografía de cada animal.

    Además: El terrible hallazgo dentro de una ballena (fotos)

    Al estudiar la cera de los oídos de varias especies de ballenas, los investigadores descubrieron que la actividad naval de los humanos durante la Segunda Guerra Mundial, plagada de explosiones y batallas, hizo subir considerablemente el nivel de estrés de los cetáceos.

    Asimismo, sufrieron el estrés a causa de la caza de ballenas. Cuando la caza se prohibió en los años 70, los animales se sintieron más relajados y tranquilos.

    Estos enormes tapones guardan también información sobre los periodos de embarazo y cambios de dieta.

    De esta manera, las ballenas se convierten en verdaderos espejos de su época y la de su entorno.

    Los científicos seguirán estudiando la cera de los oídos de estos animales para sacar más información sobre sus vidas.

    También te puede interesar: El inesperado 'hermano' de un grupo de ballenas desconcierta a los científicos (vídeo)

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    estrés, ballenas, estudio, historia, ciencia, información, Segunda Guerra Mundial