En directo
    Insólito
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    Entre las innumerables patologías genéticas que causan una serie de trastornos, una provoca el "síndrome del pelo incómodo". Se trata de una rara afección por la que el cabello se asemeja a paja y se hace imposible de peinar.

    Si el cabello puede empoderar a una persona, la australiana Shilah Madison Calvert-Yin, de 7 años, sabe cómo. La pequeña padece de un raro trastorno genético conocido como "síndrome del pelo incómodo" o "impeinable".

    Básicamente, las melenas adquieren una textura que las hacen muy difíciles de peinar, como si fueran paja. Pero la protagonista de esta historia ha convertido su condición en un juguete más y se divierte con la apariencia que le otorgan sus rizos.

    Para fomentar el poder de su cabellera, la familia de Shilah le ha creado una cuenta en Instagram que ha cautivado a miles de seguidores por la ternura que se perfila. Según una de las publicaciones, hamacarse y saltar en la cama elástica es una de las actividades preferidas de la niña debido a la hermosa sensación del viento en el cabello.

    El raro síndrome no impide tampoco que la pequeña australiana encuentre peinados o disfraces que luzcan bien y le agreguen todavía más simpatía a la sonrisa que siempre exhibe en las fotos.

    De acuerdo con el Departamento Nacional de Salud de Estados Unidos, tal afección "se caracteriza por el pelo plateado-rubio o de color paja que es desordenado". "Puede ser evidente desde los tres meses de edad hasta los 12 años", informa el organismo en su página web.

    Además, el sitio aclara que el cabello que padece de este síndrome suele normalizarse en la pubertad. Habrá que seguir el Instagram de Shilah para acompañar las aventuras de su pelo y observar cómo será cuando ya no tenga el aspecto actual.

    Además:

    Una niña llama a la Policía para 'arrestar' monstruos en su casa nueva (fotos)
    Y el Oscar va para... Una niña mexicana en un berrinche contra su padre (video)
    Multan a una niña de cinco años en Londres por vender limonada
    Niña arriesga todo por salvar sus libros
    Etiquetas:
    pelo, trastornos, redes sociales, Australia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook