En directo
    Insólito
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El caso de Tobías Núñez, un niño de 5 años que fue picado por un alacrán en la Ciudad de Buenos Aires, despertó la histeria. ¿Reacción desmedida?

    Tobías ya fue dado de alta. Había sido picado por un alacrán en el cuello el 7 de enero en su casa del barrio Palermo. Estuvo internado en terapia intensiva durante 10 días luego de que el veneno del arácnido actuara en su cuerpo. Sufrió cuatro paros cardiorrespiratorios y finalmente fue dado de alta.

    Desde ese caso, los medios de comunicación y las redes sociales comenzaron a reportar otras apariciones de alacranes en distintos puntos de la ciudad.

    ​​Sin embargo los especialistas indican que no hay una invasión de alacranes. "No hay una estadística oficial que asegure ningún tipo de problema especial. Lo que ocurre es que una criatura fue picada por un alacrán y tuvo problemas de orden cardíaco y se generó una difusión exagerada de los medios que atemorizan antes que informar", dijo a Sputnik Marcelo Kacanas, director y fundador de Fumigaciones Buenos Aires, una empresa de control de plagas urbanas en Capital Federal fundada en 1992.

    Según el especialista, estos animales están hace "muchísimo tiempo" en la ciudad. Lo que ocurre es que por razones climatológicas, de sanidad urbana, movimientos de construcción de edificios y viviendas, problemas  pluviales, emergen en mayor cantidad persiguiendo su alimento principal, las cucarachas, aseguró.

    Además informó que una de las especies que vive en la capital bonaerense es la Tityus trivittatus, cuyo veneno es "muy peligroso para niños y personas mayores", y agregó que la mejor forma de combatir las picaduras es prevenir. Para eso recomendó hermetizar las viviendas: poner burletes en las ventanas, bocas de rejillas cerradas con redes, que no haya fisuras en techos o paredes en las viviendas y que no haya cucarachas.

    "Nosotros no hablamos de extermino, hablamos de controlar situaciones concretas. Hay que tener cuidado pero no hay que enloquecerse. No es una situación que ponga a la población en riesgo ni mucho menos", concluyó.

     

    Además:

    Increíble: una tarántula se come a una serpiente de casi medio metro
    ¿Serpiente para el almuerzo? Un reptil gigante cae del techo en un restaurante
    Etiquetas:
    alimañas, alacrán, redes sociales, Buenos Aires, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook