En directo
    Europa
    URL corto
    Prosigue el juicio contra Julian Assange (22)
    170
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El equipo legal de Assange considera que la decisión de la justicia británica de rechazar su extradición a EEUU es una victoria de la libertad de prensa a pesar de que el fallo del Tribunal Penal Central de Londres se centra en analizar el estado de salud del periodista y rechaza que fuese sometido a una persecución política.

    "La extradición habría supuesto un gravísimo precedente para la libertad de prensa y una amenaza para todos los periodistas del mundo, sobre todo para los de investigación o aquellos que cubren conflictos", señala el abogado Aitor Martínez en una entrevista con Sputnik.

    La resolución emitida por la jueza Vanessa Baraitser señala que la extradición de Assange sería "opresiva" porque los antecedentes apuntan a que en EEUU sería sometido a unas "duras condiciones" que, a la vista de su delicada salud mental, podrían llevarle a "cometer suicidio".

    Sin embargo, la jueza tumbó los argumentos de la defensa de Assange que alegaban, entre otras cosas, ser víctima de una persecución política y de múltiples violaciones de derechos humanos como represalia por su desempeño como periodista tras revelar la comisión de crímenes de Estado por parte de EEUU.

    "Salvando el papel crucial que la prensa tiene en una sociedad democrática, los periodistas tienen la misma obligación que el resto de ciudadanos de obedecer la ley penal. En este caso, los hechos de los que se acusa al señor Assange son ilegales, y él no resulta inmune a la responsabilidad criminal porque asegure que actuaba como periodista", dice la resolución.

    Pese a ello, desde el equipo legal de Assange interpretan que más allá de los argumentos esgrimidos, la decisión adoptada sirve a efectos prácticos para preservar la libertad de prensa.

    "Para la justicia británica significaba un problema confrontar a la jurisdicción norteamericana y reconocer que estaba cometiendo una persecución política, vulnerando la libertad de prensa o incluso contraviniendo la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos", afirma Martínez.

    En ese contexto, la lectura del abogado es que la jueza optó por frenar la extradición en base a una cuestión humanitaria, lo que es "una salida judicial viable" para "preservar la libertad de prensa en términos generales" al tiempo que se evita una confrontación entre Londres y Washington.

    "Es una salida judicialmente viable. Es cierto que deja de resolver asuntos como la protección a la libertad de prensa, pero ahora en el primer término lo verdaderamente importante es que no se ha acordado la extradición", añade el abogado de Assange.

    Además, Martínez destaca que el fallo de la jueza da credibilidad a los distintos pronunciamientos de organismos internacionales en contra del trato recibido por el periodista y, de paso, se fija en precedentes como el de Chelsea Manning para alertar de posibles torturas en EEUU.

    "El fallo cristaliza lo que vienen diciendo todos los organismos internacionales: ya en 2015 el grupo de trabajo de detenciones arbitrarias de la ONU indicó que Julian Assange estaba sometido a una situación de absoluto tormento y exigió su puesta en libertad inmediata. Después vinieron múltiples relatores, entre ellos de forma muy destacada el relator de la ONU contra la tortura, que ha calificado de trato cruel, inhumano, degradante y de tortura psicológica lo que ha sufrido Julian Assange todo este tiempo", explica Martínez.

    Por otro lado, en opinión de este abogado, resulta obvio que el trato "aterrador" suministrado a una ciudadana estadounidense como Manning es un indicio que apunta de manera firme a que Assange habría sido sometido a unas condiciones iguales o incluso peores en caso de ser enviado a EEUU.

    "La potencial tortura y trato cruel inhumano que pudiera recibir Assange en EEUU está corroborado por el caso de Chelsea Manning, y no es una opinión: el relator de la ONU contra la tortura emitió un informe detallando cosas como que la la desnudaban y la mantenían completamente asilada", añade.

    "Todos esos informes demoledores que vienen emitiendo diferentes organismos de Naciones Unidas han sustentado la decisión de la jueza de poner fin a esta locura", explica el letrado.

    Por ello, una vez que la jueza da por certificada la existencia de daños irreversibles a nivel físico y psicológico contra Assange durante más de una década de batalla legal, desde el equipo legal del australiano lamentan que EEUU haya manifestado su intención de apelar la decisión británica, lo que en opinión de Martínez "alarga más un tormento que ya dura diez años".

    No obstante, el abogado se muestra optimista sobre los siguientes pasos del proceso e incluso afirma que la previsión de la defensa es que Assange pueda salir de prisión el próximo miércoles 6 en la audiencia prevista para discutir su posible libertad provisional.

    Mientras tanto, EEUU seguirá solicitando a Londres la entrega de Assange por delitos penados con hasta 175 años de cárcel —la mayoría de ellos en base a una ley antiespionaje de 1917— lo que a ojos de Martínez es el mejor ejemplo de que se trata de una petición "totalmente desproporcionada" y con "connotaciones de tortura" que debería ser rechazada de nuevo.

    Las imputaciones de EEUU están relacionadas con la publicación en WikiLeaks de unos 90.000 partes de actividades de la guerra en Afganistán, 400.000 de acciones en Irak, 250.000 "cables sin editar" del Departamento de Estado y más de 800 informes sobre los reclusos retenidos en Guantánamo.

    El australiano se refugió en 2012 en la Embajada ecuatoriana en Londres cuando era buscado para ser interrogado por supuestos delitos sexuales en Suecia y permaneció allí hasta abril de 2019, cuando lo arrestó la policía británica; poco después EEUU pidió su extradición.

    Tema:
    Prosigue el juicio contra Julian Assange (22)
    Etiquetas:
    extradición, Reino Unido, EEUU, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook