En directo
    Europa
    URL corto
    0 53
    Síguenos en

    La familia real británica debería ajustarse el cinturón en los próximos años tras el impacto de la pandemia en sus ingresos y en el costo de sus viajes oficiales durante el último año.

    El jefe de finanzas de la reina ha advertido que el balance de la Casa Real se enfrenta a un posible déficit de 45 millones de dólares, ya que el coste de la pandemia afecta a los gastos de la Casa Real, escribió Forbes.

    Sir Michael Stevens, guardián del Monedero Privado —jefe de finanzas de la reina— advirtió de un importante agujero de 25,4 millones de dólares que surgirá en los 468 millones de dólares necesarios para completar la renovación de 10 años del Palacio de Buckingham.

    Otra "reducción significativa de los ingresos" de los visitantes a los monumentos reales como el castillo de Windsor reducirá los ingresos estimado en 6,3 millones de dólares "por año durante los próximos tres años", con lo que el déficit total previsto será de 44,5 millones de dólares. Sin embargo, Stevens dejó claro en una declaración que la familia real "no tenía intención de pedir financiación adicional", a pesar de los desafíos causados por la pandemia.

    El costo real

    Para 2019-2020 la Subvención Soberana de 63 millones de dólares paga los viajes oficiales de la familia real, el mantenimiento de la propiedad y los gastos de funcionamiento. El precio de la reina y la familia real es de 0,94 dólares por persona en el Reino Unido, según las cuentas presentadas.

    Los ingresos necesarios para complementar la Subvención Soberana han aumentado a 25,7 millones de dólares, con lo que el total de los gastos oficiales sufragados por la Subvención Soberana asciende a 88,5 millones de dólares, frente a los 85,4 millones de dólares del año anterior.

    Otros 27 millones de dólares se gastan en la renovación del Palacio de Buckingham como parte de un proyecto de 10 años de 468 millones de dólares.

    La Subvención Soberana se financia con los beneficios de la Crown Estate, una cartera real de propiedades y terrenos que incluye algunas de las calles más conocidas de Londres. La Crown Estate paga sus beneficios al Tesoro. La familia real recibe de vuelta un porcentaje de los ingresos del Gobierno británico como la Subvención Soberana.

    Los viajes reales de 2019-2020

    Dado que la Subvención Soberana cubre las obligaciones reales en el extranjero, entre los viajes más costosos se encuentra la gira de Harry y Meghan por África, que costó 313.000 dólares. En segundo lugar está el viaje del príncipe Carlos a Omán, tras la muerte del Sultán Qabus bin Said, que costó 267.000 dólares.

    El príncipe Andrés, duque de York, gastó poco menos de 20.000 dólares en un vuelo a Irlanda del Norte para asistir al campeonato abierto del Royal Portrush Golf Club.

    El informe de este año termina el 31 de marzo de 2020, lo que significa que las cifras publicadas no incluyen ninguno de los importantes costos relacionados con la pandemia que están por venir. 

    La semana pasada, el valor de la propiedad de la corona se redujo en 716 millones de dólares tras el cierre por la pandemia de COVID-19 en el Reino Unido.

    Preparado para más costos asociados a la pandemia y pérdidas de ingresos, en el informe de la Crown Estate se anunció que se pagará al Tesoro este año "por etapas". El primer pago de 113 millones de dólares al Tesoro del Reino Unido se pagó en julio, "con otros pagos a seguir a medida que se desarrollen las condiciones comerciales".

    Etiquetas:
    realeza, gastos, finanzas, Reino Unido, Isabel II
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook