En directo
    Europa
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    VARSOVIA (Sputnik) — Bielorrusia tiene probabilidades de encontrar una solución pacífica a la crisis que está viviendo, opina el nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, que fue designado para este puesto la semana pasada.

    "Tal posibilidad existe, sin duda. Los bielorrusos se merecen aprovecharla. Con eso ganaría, en primer lugar, la sociedad bielorrusa y también aquellos que siguen alarmados el desarrollo de los acontecimientos, o sea, los vecinos de Bielorrusia", dijo citado por la agencia de noticias PAP.

    Por su parte, el Gobierno de Lituania aprobó un plan de asistencia a los residentes de Bielorrusia, en particular, se proporcionará ayuda para contratar a los bielorrusos en Lituania y asistencia para obtener visados.

    "Hoy, el Gobierno de Lituania aprobó un plan especial para apoyar al pueblo de Bielorrusia, destinado a ayudar a las víctimas de represiones, además, el plan apoyará la educación de los bielorrusos en las universidades lituanas, la asistencia para la obtención de visas nacionales y la integración en el mercado laboral lituano", escribió el ministro de Exteriores Linas Linkevicius.

    El 31 de agosto, las autoridades de Letonia, Lituania y Estonia prohibieron la entrada en su territorio a 30 altos cargos bielorrusos, incluido el presidente Alexandr Lukashenko, al acusarlos de violar los derechos humanos y de las represiones contra concentraciones pacíficas en el país.

    Bielorrusia es escenario de protestas desde el 9 de agosto por los resultados de las elecciones presidenciales que revalidaron al actual mandatario, Alexandr Lukashenko.

    Según el escrutinio oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, pero la oposición insiste en que su candidata, Svetlana Tijanóvskaya, ganó las elecciones y exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko ha descartado en términos contundentes.

    En los primeros días de las protestas las fuerzas del orden recurrieron a gas lacrimógeno, balas de goma, cañones de agua y granadas aturdidoras para dispersar a los manifestantes.

    Según el Ministerio del Interior, las movilizaciones se saldaron con tres muertos, centenares de heridos, entre ellos más de 120 agentes, y más de 6.700 detenciones.

    Etiquetas:
    crisis, solución, Polonia, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook