En directo
    Europa
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados instaron a Malta y a otros Estados europeos a permitir el desembarco de los aproximadamente 160 migrantes y refugiados rescatados que quedan bloqueados a bordo de dos navíos de la compañía de cruceros Captain Morgan.

    Un grupo de 21 personas, en su mayoría familias, mujeres y niños, fueron evacuados y desembarcados en Malta hace varios días.

    "Los Estados deben continuar desembarcando a las personas rescatadas en el mar, en conformidad con las obligaciones del derecho marítimo internacional y garantizarles acceso al asilo y la asistencia humanitaria", dice el comunicado publicado en la página web de la OIM.

    La nota enfatiza que todas las personas a bordo de los navíos ya han cumplido dos semanas de cuarentena impuesta en el marco de la lucha contra el COVID-19 y que "es inadmisible retener a las personas en el mar más tiempo de lo necesario, especialmente en condiciones difíciles e inadecuadas".

    Se destaca en el texto que las medidas sanitarias impuestas debido a la pandemia, como cuarentenas temporales obligatorias, exámenes médicos y distanciamiento social, "se deben aplicar sin discriminación y de acuerdo con el protocolo nacional de salud".

    Teniendo en cuenta que las capacidades de los Estados del Mediterráneo de recibir a los refugiados y migrantes fueron afectadas seriamente por la lucha contra el COVID-19, la OIM y ACNUR ofrecen su apoyo para recibir a los recién llegados de forma segura y eficaz.

    Además, las organizaciones instaron a otros países de la Unión Europea a mostrar su solidaridad y apoyar un rápido desembarco a través de un mecanismo de reubicación de refugiados oportuno y predecible y una cooperación eficaz para trasladar a las personas que no necesitan protección internacional a sus países de origen.

    "Se necesita urgentemente un sistema claramente coordinado de reubicación posterior al desembarco si queremos poner fin a un ciclo perpetuo de negociaciones y arreglos 'ad hoc' que de nuevo ponen en riesgo la vida y la salud de las personas", dice el comunicado.

    Se recuerda que el traslado de 17 personas de Malta a Francia el 20 de mayo mostró que "la solidaridad durante el COVID-19 es posible, con todas las precauciones y medidas para prevenir una mayor propagación del virus".

    La OIM y ACNUR también subrayaron que los posibles intentos de retirar a los refugiados rescatados a Libia, que no se considera un lugar seguro debido al conflicto prolongado, se pueden tratar como violación del derecho internacional.

    Etiquetas:
    rescate, refugiados, migrantes, Organización Internacional para las Migraciones (IOM), ACNUR
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook