En directo
    Europa
    URL corto
    160
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — La defensa de Julian Assange cargó contra las "erróneas" y "engañosas" alegaciones en las que la justicia estadunidense basa la solicitud de extradición en la segunda jornada de vistas públicas, que se están celebrando esta semana en el juzgado de Woolwich, en el sureste de Londres.

    "Estas alegaciones son intencionadamente falsas", argumentó Mark Summers, quien dirigió el caso de la defensa este 25 de febrero.

    Summers se refirió específicamente a la acusación lanzada el día anterior por la Fiscalía de que Assange arriesgó la vida de informantes y colaboradores de Estados Unidos "vertiendo imprudentemente" los mensajes diplomáticos sin borrar sus identidades.

    El abogado señaló que la web estadounidense Cryptome desveló dicho comprometido material.

    De acuerdo con los testimonios de la defensa, esa masiva filtración de material diplomático no corregido fue posible gracias a una cadena de revelación de datos, que arrancó con la publicación del libro de los redactores del diario The Guardian, David Leigh y Luke Harding, titulado WikiLeaks, Inside Julian Assange's War on Secrecy (traducido al castellano como Wikileaks y Assange: un relato trepidante sobre cómo se fraguó la mayor filtración de la historia).

    Además, según continuó Summers, Assange intentó avisar a la Casa Blanca y a la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, de la inminente descarga en internet de los mensajes en su versión original en 2010.

    "Le dijeron que llamara en dos horas; Assange no comprendía cómo no apreciaban la urgencia", relató el letrado sobre los eventos que se desencadenaron hace diez años.

    EEUU no tiene que probar ante el tribunal británico los cargos que basan su petición de extradición, según recordó su representante legal en el juicio, James Lewis.

    Pero la defensa está argumentando que se ha incurrido un "abuso de proceso" porque los datos incluidos en la narrativa de las imputaciones no corresponden con la realidad.

    "Esta es la imagen verdadera y usted deberá decidir si es justo, apropiado y riguroso que el Gobierno de Estados Unidos, conociendo estos hechos, alegue en documentos presentados ante usted que Julian Assange arriesgó vidas intencionadamente publicando los archivos íntegros de los mensajes", observó Summers.

    El abogado desmanteló otras falsedades sobre los archivos filtrados por la exanalista de Inteligencia militar Chelsea Manning, que se recogen en la documentación legal estadounidense, según enumeró en la sala número dos del juzgado de Woolwich.

    Un tribunal del Estado de Virginia Estados Unidos reclama al exdirector de WikiLeaks para juzgarle por un supuesto delito de "conspiración para cometer intrusión informática" y por diecisiete cargos por acceder, obtener y divulgar documentos secretos, militares y diplomáticos, entre 2010 y 2011.

    Las imputaciones están relacionadas con los papeles de las guerras de Irak y Afganistán, el centro de detención de Guantánamo Bay y los mensajes diplomáticos difundidos por WikiLeaks en cooperación con medios establecidos internacionales, desde el británico The Guardian al español El País, el alemán Der Spielgel o The New York Times.

    Es la primera vez que la ley de Espionaje, que data de 1917, se emplea contra un editor o un medio de comunicación, según el entorno de la plataforma de filtraciones.

    Los cargos imputados contra Assange se penalizan en su conjunto con 175 años en prisión.

    Etiquetas:
    WikiLeaks, Reino Unido, EEUU, extradición, Julian Assange, abogado
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook