Widgets Magazine
07:01 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Turistas varados tras la quiebra de Thomas Cook

    La quiebra de Thomas Cook rompe planes a miles de personas

    © AP Photo / Stamatis Katopodis
    Europa
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El cierre sin previo aviso del grupo turístico Thomas Cook, segundo mayor turoperador del mundo, dejó a unos 600.000 turistas varados en diversos lugares del planeta, pero también destrozó de un golpe los sueños y planes de muchas familias que pasaron años programando una boda o un viaje único.

    Según un comunicado publicado en la página web del grupo Thomas Cook, cuya historia se remonta al año 1841, entró en el proceso de liquidación obligatoria.

    "Thomas Cook UK Plc y las entidades británicas asociadas han iniciado la liquidación obligatoria (...) El negocio en el Reino Unido dejó de operar con efecto inmediato y se cancelan todos los vuelos", dice el texto.

    Al mismo tiempo, la Autoridad de Aviación Civil (CAA) británica anunció el cese de operaciones del grupo Thomas Cook, tanto del turoperador como de la aerolínea.

    La CAA comunicó que "lanza un programa de vuelos para posibilitar el regreso de los clientes de Thomas Cook".

    Según las estimaciones de la autoridad británica, de momento más de 150.000 británicos y viajeros procedentes del Reino Unido a los que la noticia sorprendió de vacaciones.

    El proceso de la repatriación para los británicos, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial, se realizará del 23 de septiembre al 6 de octubre, precisa la CAA.

    Dispersos por el mundo

    Las autoridades de Grecia, Turquía, España y otros populares destinos turísticos intentan coordinar la repatriación de los cerca de 600.000 turistas dispersos por el orbe tras el anuncio de quiebra de este 23 de septiembre.

    De momento en Grecia —uno de los destinos turísticos más populares— se encuentran más de 50.000 clientes de Thomas Cook, según informó el ministro de Turismo griego, Haris Theoharis, en una entrevista con el canal de televisión Skai.

    "El número de turistas que llegaron con Thomas Cook a Turquía puede ascender a 45.000", comunicó a Sputnik el presidente de la Federación de Hoteleros, Osman Ayik, al precisar que la mayoría de ellos son británicos, alemanes y escandinavos.

    Ayik afirmó que las autoridades turcas se esfuerzan en "resolver el problema evitando una crisis grave".

    Por su parte, la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias comunicó en su cuenta de Twitter que las autoridades de las islas también trabajan para "dar una salida a la situación que afrontan más de 30.000 turistas en @canarias_es tras el cierre de #ThomasCook".

    ​En Chipre, por su parte, se encuentran 15.000 turistas que compraron paquetes vacacionales de Thomas Cook, y el Gobierno prioriza ahora garantizar su repatriación, informó el viceministro de Turismo, Savvas Perdios.

    Mientras que el ministro de Turismo de Túnez, René Trabelsi, comunicó en declaraciones a la emisora Mosaique FM que en la actualidad hay unos 4.500 turistas de Thomas Cook alojados en hoteles tunecinos.

    En la República Checa, según informó el vicepresidente de la asociación de operadores turísticos de Chequia Jan Papez, "se encuentran varios miles de clientes de Thomas Cook".

    España entre las más afectadas

    La quiebra del grupo de viajes británico Thomas Cook dejó al menos 46 vuelos cancelados en toda España, según confirmaron desde el operador aeroportuario AENA.

    Se trata de 14 vuelos con destino u origen en Menorca, 10 en Mallorca, 10 en Lanzarote, ocho en Gran Canaria, dos en Tenerife y dos en Fuerteventura.

    Las cancelaciones de vuelos por el colapso financiero del grupo turístico británico Thomas Cook afectarán a 114.000 pasajeros en España en los próximos 15 días, según estimaciones de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

    "La Agencia Estatal de Seguridad Aérea estima que las cancelaciones de vuelos afectarán 114.000 pasajeros en España, en su mayoría turistas extranjeros", reza un comunicado emitido por el Gobierno español.

    Según la información ofrecida por las autoridades gubernamentales, las compañías Thomas Cook y Thomas Cook Scandinavia tenían programadas 525 operaciones en aeropuertos españoles para los próximos 15 días.

    La mayoría de esas operaciones se se desarrollaban en rutas con Reino Unido (70%), aunque también con Noruega, Suecia, Dinamarca o Finlandia.

    En total, estos vuelos ofrecían una capacidad cercana a los 120.000 asientos, pero la AESA estima que, dados los niveles de ocupación, el nivel de afectados por las cancelaciones se rebajará hasta las 114.000 personas.

    "Los principales afectados son las Islas Baleares y las Islas Canarias", señalaron.

    El Gobierno español está "evaluando el impacto de la quiebra" en el mercado español y anuncia que trazará "una hoja de ruta para dar solución a esta crisis".

    Según el diario español El País, "de los 3,6 millones de viajeros anuales de Thomas Cook y sus compañías aéreas asociadas, 3,2 millones acaban en las islas (Baleares y Canarias). Además, trabajan con 29 hoteles en Baleares, 20 en Canarias y seis en el resto de España".

    Los beneficiados

    El Gobierno del Reino Unido demandó una investigación urgente de las causas y circunstancias del colapso financiero del grupo turístico Thomas Cook, que llevó al cese global de sus vuelos y otras actividades comerciales este 23 de septiembre.

    Pero más allá de los resultados de la pesquisa, estará los dividendos que obtendrán varias compañías que ganarán mucho dinero tras la quiebra del grupo británico. En primer lugar su gran rival como turoperador, la empresa alemana TUI.

    Las otras empresas que subieron en los mercados fueron las aerolíneas de bajo costo Ryanair e Easyjet, porque sus aviones competían, con Thomas Cook con el 35% y el 20% de sus destinos, respectivamente.

    Este 23 de septiembre también subían en Bolsa otras aerolíneas europeas, como las del grupo Lufthansa, las del IAG (British Airways e Iberia) y las del Air FranceKLM.

    Las posibles causas

    Muchas son las variantes que pudieron provocar la bancarrota de Thomas Cook, pero varios especialistas concuerdan que la salida del Reino Unido de la Unión Europea tuvo un impacto directo. a esto se le debe sumar, en 2016, el intento de golpe de estado ocurrido en Turquía —el destino más popular en los paquetes ofertados por la empresa—. También se suma la ola de calor que afectó a Europa en 2018, y que desanimó a muchos turistas a marcharse al extranjero.

    Otros factores que pudieron incidir en la quiebra del grupo son el costo del combustible y el encarecimiento del precio de los hoteles. A esto se suma el aumento de las agencias de viaje en Internet, las que no tienen tantos gastos en oficinas.

    Lo cierto es que el colapso de Thomas Cook, que operaba en más de una decena de países, provocará la pérdida de 22.000 puestos de trabajo, 9.000 solo en el Reino Unido.

    Con 178 años de historia, el turoperador más longevo y el segundo más importante del mundo, deja tristeza y desesperación en clientes y empleados, además de 105 aviones y 200 hoteles y complejos hoteleros a la espera de un nuevo dueño.

    Etiquetas:
    bancarrota, turistas, viajes, quiebra, Thomas Cook, turismo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik