Widgets Magazine
En directo
    Belfast, la capital de Irlanda del Norte

    Víctimas del Domingo Sangriento piden responsabilidades al Gobierno y Ejército británicos

    CC BY-SA 2.0 / William Murphy / Belfast: Albert Bridge
    Europa
    URL corto
    0 30

    LONDRES (Sputnik) — Familiares de las víctimas del llamado Domingo Sangriento se sienten reivindicados con el auto de procesamiento contra un exsoldado británico pero no relajarán su campaña para llevar ante la Justicia a autores y responsables militares y políticos de la matanza de civiles en la ciudad norirlandesa el 30 de enero de 1972.

    "No puede haber una ley para la élite militar y política y una ley para los demás", declararon familiares de las víctimas en un comunicado que leyeron en el salón del Guildhall de Derry-LondonDerry.

    El grupo respondió así a la decisión de la Fiscalía de Irlanda de Norte de presentar cargos penales únicamente contra un soldado del Regimiento de Paracaídas que dispararon a una manifestación de Derechos civiles matando a 13 personas e hiriendo a 15.

    "El hecho de que ahora habrá juicio es un logro importante para las familias, aunque obviamente les decepciona que solo hay un acusado y podrían apelar la decisión de la fiscalía respecto a los otros militares", señaló a Sputnik Tom Griffin, investigador político.

    El exsoldado F, como se le conoce para proteger su identidad, ha sido acusado de dos asesinatos y cuatro intentos de asesinato.

    Además: Un filme reconstruye la matanza de católicos de Belfast a tiros de soldados británicos

    "Queremos recordar a todos que el no procesar o que no haya condena, si llega a eso, no significa no ser culpable; no significa que no se cometió ningún crimen", advirtieron los familiares.

    Una investigación independiente confirmó en 2010 que ninguno de los muertos o heridos iba armado ni representaba "una amenaza" para los militares.

    El entonces primer ministro, David Cameron se disculpó públicamente en nombre del Gobierno del Reino Unido de la "injustificada e injustificable" actuación del Regimiento de Paracaídas, cuerpo de élite del Ejército británico.

    "Corre una corriente de opinión entre diputados conservadores a favor de una amnistía para militares en este tipo de casos, aunque puede perder fuerza ahora que solo hay un acusado y pruebas contundentes en relación con el soldado F", comentó Griffin a esta agencia.

    Las familias de las víctimas del Domingo Sangriento advirtieron por su parte que "no se puede utilizar el paso del tiempo como un manto de inmunidad para bloquear investigaciones adecuadas".

    "Todo el mundo merece Justicia, incluso los que el Estado británico mató a sus seres queridos", proclamó el colectivo que perdió hermanos, padres y tíos en la operación del Ejército británico hace 47 años en Derry.

    El ministro de Defensa, Gavin Williamson, confirmó que el Estado correrá con los gastos legales del soldado F durante todo el proceso.

    "El Ministerio de Defensa está trabajando con el resto del Gobierno para sacar adelante un nuevo paquete de salvaguardas para asegurar que las Fuerzas Armadas no sean tratadas injustamente", añadió el ministro en su comunicado.

    Abogados de una de las víctimas han cuestionado la intervención del ministro ante la Fiscalía, según anunció la firma Phoenix Law en su cuenta de Twitter. 

    Etiquetas:
    Irlanda del Norte, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik